También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Fútbol | Selección

España vuelve a concentrarse pendiente de Piqué

Los hombres de Del Bosque ya se encuentran en Las Rozas (Madrid) y esta tarde entrenarán a las 19:00 pendientes del estado físico de Gerard Piqué.
Varios jugadores junto a Del Bosque en un entrenamiento de...
Varios jugadores junto a Del Bosque en un entrenamiento de la selección. Reuters.

La selección española volvió a concentrarse en la residencia de La Ciudad del Fútbol, tras disfrutar del sábado libre después de vencer a Bielorrusia en Palma de Mallorca, con el seleccionador español Vicente del Bosque pendiente del estado de Gerard Piqué, con problemas musculares. En varias ocasiones del partido disputado en Son Moix el pasado viernes con España ante Bielorrusia, Piqué se llevó la mano a la zona del pubis. Pudo acabar el encuentro pero a la salida del estadio, al atravesar la zona mixta, cojeaba y tenía fuertes molestias. Después de un día de descanso, en el que la mayoría de los internacionales aprovecharon para ir a sus ciudades a estar con la familia, los médicos de la selección española revisarán a Piqué para que Del Bosque decida si está en condiciones de participar en el entrenamiento de hoy y de jugar el martes en Albacete ante Georgia. Los internacionales volvieron a las 11:30 horas a La Ciudad del Fútbol, comieron a las 13:30 y tras el tiempo para el descanso, comenzarán a conocer las cualidades de Georgia en un vídeo que el cuerpo técnico tiene preparado para proyectar a las 17:45. Posteriormente, se ejercitarán a las 19:00. Del Bosque comenzará a ensayar aspectos tácticos en su búsqueda de soluciones para mejorar el juego ante rivales que plantean a España una táctica defensiva, se encierran en su terreno, le entregan el balón y buscan el contraataque. El seleccionador español piensa en introducir variantes en su once, que probará antes de viajar mañana a Albacete, donde el martes España cierra la fase de clasificación al Mundial de Brasil, con la necesidad de conseguir un punto ante Georgia para clasificarse.