También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Beatificación de 522 mártires

España, tierra bendecida por la sangre de los mártires

Tarragona se viste de fiesta porque a las 12 del mediodía han sido beatificados 522 mártires españoles de la persecución religiosa del siglo XX. El acto ha tenido lugar en el complejo educativo tarraconense y ha sido presidido por el Cardenal Ángelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos.

Durante su alocución, Monseñor Amato ha señalado este día como un momento de profunda alegría, presentado a estos mártires como profetas del amor de Dios que no se han avergonzado del Evangelio. Recorriendo una panorámica general de estos nuevos beatos, ha dicho que España es una tierra bendecida por la sangre de los mártires, que conforman un ejército inmenso de bautizados y que han blanqueado sus vestiduras con el Sacrificio de Cristo. Recorodando la persecución religiosa que azotó a España en los años 30 del siglo pasado, Ángelo Amato ha dicho que todos estos hombres y mujeres que hoy son elevados a los altares, no por empuñar ningún arma, sino por dar la vida por Cristo. También ha resaltado de todos ellos que no albergaban odio, sino sentimientos de perdón y de mirada misericordiosa hacia quienes les iban a matar. Para lograr esta fortaleza, el prefecto para las Causas de los Santos ha subrayado que en aquellos años cuando arreciaba la persecución, hay constancia de una sólida formación cristiana en la comunidades cristianas de entonces y una gran formación en los seminarios y noviciados. esto les llevó a soportar la adversidad. Ante la pregunta de por qué la Iglesia beatifica hoy a estos máritres, ha contestado que es porque no quiere olvidar a estos sus hijos valientes. Monseñor Amato ha recordado que estos hombres y mujeres que dieron la vida nos enseñan, sobre todo, a perdonar y a tener misericordia, así como a vivir la conversión del corazón. También ha tenido palabras especiales para esta tierra de Tarragona, de la que ha dicho que acoge esta magna beatificación, debido a que algunos de estos mártires procedían de este lugar en el que, en los inicios de la Fe, sufrieron también el martirio santos de la talla de Eulogio, Fructuoso o Augurio. Ángelo Amato ha puesto como intercesora a la Virgen a la que ha invocado como auxilio y fortaleza de los cristianos.

Lo más visto