También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Balonmano | Europeo

España se estrella con Landin en una derrota indolora

Los españoles encajaron su primera derrota 31-28 ante Dinamarca.
España se estrella con Landin en una derrota indolora (Reuters)
España se estrella con Landin en una derrota indolora (Reuters)

La selección española de balonmano encajó su primera derrota en Europeo de Dinamarca, tras perder hoy ante los anfitriones por 31-28, en un encuentro en el que el meta Niklas Landin acabó con las opciones de triunfo del conjunto español, que pese a todo sigue manteniendo intactas sus opciones de clasificación para las semifinales. Ni el enfervorecido ambiente del Jyske Bank Boxen, ni los 14.000 aficionados ansiosos de revancha, ni la vitola de favorito del conjunto danés, nada hizo temblar el pulso a los jugadores españoles, que se comportaron como lo que son, los vigentes campeones del mundo. Al menos de partida, cuando el equipo español liderado en ataque por un lucido Daniel Sarmiento, que provocó dos penaltis y generó otras dos ocasiones claras de gol, mostró su mejor versión ofensiva, lo que le permitió tomar (3-4) la delantera en el marcador. Lástima que el conjunto español no se mostrase igual de sólido en defensa, donde el 5-1 planteado por Manolo Cadenas permitió a Dinamarca disfrutar de numerosos espacios, que el pivote René Toft Hansen no desaprovechó, con tres goles casi consecutivos dar la vuelta al tanteador. El marcador adquirió un tono inquietante con los dos goles de ventaja (7-5) que logró a los once minutos el conjunto danés, lo que obligó a pedir con un urgencia un tiempo muerto al seleccionador español. Pequeño respiro, que no pudo sentar mejor a la selección, que de la mano de un acertado Antonio García, que en sus mejores minutos del torneo hasta ahora pareció volver a cambiar la dinámica del encuentro. Así lo entendió el preparador danés Ulrik Wilbek al solicitar otro tiempo muerto, que, sin embargo, no evitó que España igualase definitivamente la contienda (12-12) a menos de seis minutos para la llegada del descanso. En esa fase el conjunto español demostró toda la variedad y riqueza táctica de su juego ofensivo, lo que permitió a los "hispanos" sobrevivir, incluso, a la exclusión de Antonio García, a poco de la conclusión del primer tiempo. Pero ante Dinamarca no se puede cometer ni el más mínimo error, por lo que una postrera falta en ataque de Juan Andreu, protestada por los españoles, no sólo impidió llegar igualados al receso, sino que posibilitó al central Thomas Mogensen por con un último lanzamiento el 16-14 en el marcador. Era una desventaja excesiva para los méritos de España en el primer período, en el que demostró que pese a que la clasificación para semifinales pasa por vencer a Austria y Macedonia, no estaba dispuesta a regalar la victoria al conjunto danés. Como tampoco estaba dispuesto a hacer ninguna concesión el meta danés Niklas Landin, uno de los mejores porteros del mundo, que con dos paradas consecutivas, una a lanzamiento de penalti de Joan Cañellas, permitió a Dinamarca dispararse a los cuatro goles (20-16) en el tanteador. Fue un momento crítico que España pareció en disposición de poder superar a base de defensa y velocidad, pero una más que discutible exclusión de Jorge Maqueda acabó de pleno con la reacción de la selección hispana, que llegó a situarse a sólo dos tantos (20-18) en el marcador. Con un jugador menos sobre el campo, el conjunto español volvió a verse lejos (22-18), lo suficiente para pensar si estaba justificado un sobreesfuerzo necesario para dar la vuelta a un partido, que no era crucial para las aspiraciones clasificatorias de la selección. Un reto por el que los de Manolo Cadenas decidieron aceptar, pero entonces se encontraron con la mejor versión de Mikkel Hansen y, sobre todo, de Niklas Landin, que siguió acumulando paradas y más paradas, especialmente desde los siete metros. Estos factores condenaron definitivamente a España a una derrota (31-28) indolora para el equipo español, que demostró que dispone de argumentos para poder vencer a Dinamarca cuando realmente importa, el próximo domingo en una hipotética final.

FICHA DEL PARTIDO

31 - Dinamarca: Landin; Lindberg (2p), Christiansen (2), Toft Hansen (3), Thomsen (2), Mensah Larsen (1), Eggert (3, 2p) -equipo inicial- Green (ps), Mogensen (3), Mortensen (-), Spellerberg (-), Knudsen (4), Svan Hansen (1), Mollgaard (-), Sondergaard (5) y Mikkel Hansen (5)

28 - España: Sierra; Víctor Tomás (4, 2p), Maqueda (-), Sarmiento (1), Cañellas (3, 1p), Ugalde (1), Gedeón Guardiola (1) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (-), Rocas (4, 2p), Raúl Entrerríos (4), Andreu (1), Morros (2), Ruesga (-), Antonio García (5) y Rivera (2)

Marcador cada cinco minutos: 3-2, 6-5, 8-7, 10-10, 13-13 y 16-14 (Descanso) 19-16, 21-18, 24-20, 26-21, 28-22 y 31-28 (Final)

Árbitros: Nikolic y Stojkovic (SRB). Excluyeron por dos minutos a Mollgaard, Toft Hansen (2) y Mikkel Hansen por Dinamarca; y a Antonio García y Maqueda por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo I de la segunda fase del Campeonato de Europa de Balonmano de Dinamarca 2014 disputado en Jyske Bank Boxen de Herning ante 14.000 espectadores. Lleno.