También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Declaraciones de los protagonistas

Espada: "Estoy contento, pero venía a salir a hombros"

Derechazo de Francisco José Espada al cuarto novillo de El...
Derechazo de Francisco José Espada al cuarto novillo de El Montecillo. LAS-VENTAS.COM

El gran titular de la segunda novillada de San Isidro se lo llevó de largo un sorprende Francisco José Espada, que cortó una oreja tras una templada y clásica faena en debut en Madrid, premio, no obstante, que le dejó algo frío, fruto de su inagotable ambición: "Estoy contento, pero venía a salir a hombros"."Me voy con una satisfacción personal de haber hecho las cosas bien toda la tarde. He sentido los olés de Madrid y he podido también expresarme como yo quiero sobre todo en el quinto, un novillo extraordinario por temple, ritmo y buen son por los dos pitones", manifestó Espada a Efe antes de abandonar la plaza.Una faena de altas cotas que, en cambio, tuvo el refrendo de una solitaria oreja a pesar de la estocada sin puntilla con la que despenó a su antagonista."Cuando he visto rodar al novillo pensaba que tenía en mis manos algo muy grande, pero al final el presidente ha creído conveniente darme solo una oreja. Reconozco que en el momento me ha dejado descolocado, pero ahora, a toro pasado, valoro mucho este premio, sobre todo por lo mucho que he disfrutado y por cómo ha respondido la gente conmigo", finalizó.Nombre también destacado en la tarde, Lama de Góngora, que gustó sobre todo en su primera faena, a la que le faltó contundencia en la suerte suprema, algo de lo que se lamentó el sevillano al término de su actuación."Qué pena el pinchazo y, también, lo mucho que ha tardado en doblar, pero creo que he estado a la altura, pues cuando uno está dispuesto hasta el medio toro embiste, aunque el sexto ha sido imposible", reconoció.Pero lo positivo para él, remarcó, fue "la dimensión de novillero" que ofreció: "Soy realista y aunque busco torear bien, lo que manda ahora es la raza y la entrega, lo que se dice estar en novillero", concluyó.El peor parado de la función fue el otro debutante del cartel, Posada de Maravillas, quien apechó con el lote de menos opciones, aunque su positivismo a la hora de evaluar su primer paso por Madrid fue algo también a tener en cuenta."Cuando uno viene a Madrid se enfrenta a todo, y hoy me han tocado los dos novillos más deslucidos. Pero a pesar de todo, y a os mil fallos que también he podido tener, me voy con la cabeza alta, pues creo que la disposición y las ganas de imponerme a todo han quedado también patentes", reconoció.De sus dos novillos, Posada confesó que: "Mi primero ha tenido movilidad pero se ha rajado muy pronto. Si hubiera tenido más continuidad en sus embestidas la cosa hubiera cambiado, pero al querer irse me quedaba siempre descruzado, y cierta parte del público me lo ha criticad; y el quinto nada más que me ha permitido cuajarlo de capote, pues en la muleta no ha tenido nada", concluyó.