También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Mejorar la higiene del recinto

La escuela infantil San José de Almassora incorporará adhesivos antimicrobianos

La escuela infantil San José de Almassora incorporará láminas adhesivas antimicrobianas en las mesas de que utilizan los pequeños y en los pomos de las puertas para evitar el contagio de enfermedades y mejorar la higiene del recinto.

Se trata de un papel adhesivo permanente recubierto de acrílico que no produce riesgo de alergia ni contiene sustancias irritantes. La concejala de Educación, María José Tormo, ha apostado por este film transparente de PVC polimérico que contiene agentes antimicrobianos con el objetivo de minimizar el impacto de posibles contagios entre los alumnos. La composición del adhesivo reduce al 99,99% las siguientes cepas activas: escherichia coli, salmonela (Salmonella enterica), listeria (Listeria monocytogenes), estafilococo dorado (Sthaphylococcus aureus) y estafilococo dorado resistente a la meticilina (SARM).   La norma ISO 22196 confirma su acción contra las cepas en un espacio que requiere de un elevado grado de higiene, al igual que ocurre en hospitales, centros agroalimentarios o cuartos húmedos. La duración del material es de hasta cinco años, pero depende de la frecuencia de uso o del tránsito de las zonas en que se utilice. Así, un film aplicado en áreas de manipulación frecuente, como los picaportes, o de paso frecuente reducirá su duración.   El papel es resistente a agentes químicos y disolventes como alcohol, ácidos diluidos y aceites. De hecho, mantiene sus propiedades antimicrobianas hasta después de 365 lavados con agua, alcohol y lejía. Por ello, se puede desinfectar con todos los métodos de limpieza convencionales, utilizando accesorios no abrasivos y productos de limpieza, detergentes o productos que cumplan las exigencias reglamentarias del sector sanitario.   Tormo ha destacado que este film, que se adhiere de forma inmediata y permanente, será determinante para reducir los contagios de bacterias entre los más pequeños, sobre todo en la zona de comedor de la guardería. “Una pequeña inversión, en este caso de 3.941,08 euros, puede frenar la propagación de estas enfermedades que tanto preocupan a las familias de los niños, en ocasiones expuestos a agentes externos en zonas comunes que ahora intentaremos aplacar”, ha indicado.   En este sentido, el fabricante de las láminas garantiza que los niveles de desinfección obtenidos con este material son compatibles con usos en zonas de alto riesgo de infección como quirófanos, salas para personas inmunodeprimidas y en áreas de neonatología. 

Lo más visto