También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El escándalo de la división

En el marco de la lucha contra la esclavitud y el tráfico de personas, el Papa Francisco ha recibido hoy en audiencia al Primado de la Comunión Anglicana y arzobispo de Canterbury, Justin Welby. Ambos han compartido esta mañana una oración común y han tenido un encuentro de evidente contenido ecuménico. A nadie se le escapa que el diálogo interreligioso y la cuestión ecuménica han estado muy presentes desde el primer día en el pontificado de Francisco y que cada vez que tiene ocasión muestra públicamente su empeño en la necesaria tarea de restañar heridas del pasado y de mirar hacia el futuro conjuntamente en todas aquellas cuestiones que sea posible. La reciente oración por la paz, junto a judíos y musulmanes, ha sido buena prueba de ello. Hoy, ante el primado anglicano, el Papa Francisco ha vuelto a hablar con claridad sobre la división. No podemos fingir que la división entre cristianos no sea un escándalo y un obstáculo para la salvación del mundo. Hay que seguir ahondando, con verdad, en las raíces comunes. Hay que caer en la cuenta, como ha señalado el Papa, que estamos llamados a ser compañeros de viaje y colaboradores en la gran causa de la reconciliación y la comunión entre los creyentes de Cristo. La tarea no es fácil, pero no empezamos de cero. Hay ya todo un camino recorrido del que queda una profunda huella en las instituciones y tradiciones eclesiales, y que constituye un sólido fundamento para la fraternidad y la unidad entre los cristianos.