También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Mañana

Errores de la historia: Prim, Tutankamón y Napoleón

¿Qué tienen en común estos tres personajes? Sin duda el halo de misterio que ha rodeado sus respectivas muertes y que hoy en día, la mejora de las técnicas de imagen y del ADN ha corregido algunos fallos.
Foto Wikimedia Commons
Foto Wikimedia Commons

La historia del general Prim siempre ha estado oculta con un velo de intereses políticos. “Murió -según versión oficial- por el efecto de unos trabucazos cuando volvía de su casa del Congreso y tras varios días de agonía”, ha explicado en La Mañana Jorge Alcalde, director de QUO. “Ahora se acaba de descubrir que tiene unas huellas en el cuello compatibles con haber sido estrangulado con una soga”.

¿Quién mató a Tutankamón? Una muerte que también ha dado mucho que hablar. “Siempre se ha dicho que murió de un machetazo en el cuello por una fractura ósea importante que tiene en esta parte del cuerpo. Ahora parece que esa herida se produjo en el embalsamamiento”. Lejos de cómo nos lo ha vendido la historia, Tutankamon  era “feucho y con una debilidad ósea considerable. Posiblemente murió de la complicación de una fractura de fémur complicada con un proceso de malaria. Lo que hace perder un poco del romanticismo de su asesinato.
 
A Napoleón se le descubrió arsénico en uno de los estudios de sus restos óseos por eso siempre se ha pensado que murió envenenado. Pero ahora conocemos un dato importante. Napoleón perdió  casi 11 kilos en su ultimo año de vida. Además tenía la propensión de llevarse la mano al pecho. Por eso  “hay informaciones que apuntan a que  probablemente la causa de su muerte fuera un cáncer de estómago  o esófago”.   

“Todo esto se ha descubierto en las ultimas décadas por la mejora de las técnicas de imagen y del conocimiento del ADN mitrocondrial, el que nos transmiten nuestras madres”, afirma Alcalde.




Si quieres escuchar la entrevista completa PINCHA AQUI