También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Acto organizado por COPE Valencia

Enrique Ponce: "No quería irme del toreo sin volver a Las Ventas"

En un acto organizado por COPE Valencia este miércoles en la Universidad Católica de Valencia, Enrique Ponce repasó su carrera taurina de la mano de Ernesto Sáenz de Buruaga, director de La Mañana de COPE.
Imagen del público asistente
Imagen del público asistente

En un salón de actos repleto de un público entregado con su paisano, Enrique Ponce apareció junto a un 'dolsainer' que homenajeó al diestro de Chiva. Francisco Villaverde glosó la figura de Ponce antes de comenzar un coloquio en el que intervinieron Isidro Prieto, diputado de Asuntos Taurinos, José Vicente Morote, decano de la Facultad de Derecho de la UCV, Ignacio Lloret, gerente de la plaza de toros de Valencia y la presencia sorpresa del diestro Miguel Báez Litri y del doctor Luis Enrique Madrigal, que atendió al torero tras su grave percance en León en el año 2002.Ponce habló de la importancia de su familia en su vida, del papel de su esposa Paloma Cuevas y de sus dos hijas pequeñas. "Paloma tiene mucho mérito, el sacrificio que tiene que hacer no se ve desde fuera. Los días que tienes que sacrificar para el toro son muchos y Paloma hace un gran sacrificio estando a mi lado".El torero de Chiva reconoció que torear en Valencia supone un plus de responsabilidad, máxime cuando este año tiene dos tardes durante su Feria de Fallas. "Valencia significa mucho, es un reto triunar siempre. He toreado más de cien tardes y este año vengo dos tardes. Sólo quería una pero la empresa se le ocurrió la corrida del 19 y tampoco podía decir que no", reconoció el valenciano. También apareció el nombre de Madrid. Enrique Ponce vuelve este año a Las Ventas, a la Feria de San Isidro tras cinco años de ausencia. Una vuelta que justificó Ponce explicando que "los toreros tenemos que hacer cosas que la gente no espere que hagas. Madrd es una plaza dura y complicada. Pero yo no quería pasar más sin ir, llevaba cinco temporadas de ausencia y este año creía que tenía que estar. Por distintas razones, por lo que ha significado en Madrid en mi carrera y porque me consideo un torero de Madrid. Cuanto más arriba estas más te exige. Pero no quería irme del torero sin volver a Las Ventas". También, Ernesto Sáenz de Buruaga leyó un telegrama enviado por el ganadero Samuel Flores, hierro importante en la carrera de Ponce. Sobre las ganaderías que ha lidiado durante su carrera, el torero explicó "las ganaderías tienen sus momentos. Al principio me gustó el encaste Atanasio. Siempre me fue muy bien. Pero Domecq ha sido el encaste que mejor se ha adaptado al trapío que se ha ido demandando en la fiesta, ha aguantado la metamorfosis del toro antiguo al actual. Juan Pedro, Zalduendo, Victoriano del Río, Garcigrande... Ha mantenido la combinación tamaño con embestida. Cosa que no ha pasado con Murube, Núñez y Santa Coloma. Hay poco ya que sirva. Pero he sido un torero que he entendido a muchos encastes".Buruaga le emplazó a que eligiese su mejor tarde en 25 años. Algo que reconoció Ponce que "no es fácil. Pero sí hay tardes clave. En Valencia cuando me quede sólo con seis toros en la feria de julio, con 18 años y sólo cuatro corridas toreadas. Y después llega otra tarde importante en 1991 en Madrid, otra en el 92 en Fallas con TVE en directo. Y después también hay un toro clave en Las Ventas, Lirincito de Valdefresno. Son de esos toros que se quedan para la historia. También tardes muy bonitas en México, allí me he sentido un privilegiado al ser un "consentido" de su afición. También me quiero acordar de Bilbao, allí he toreado 57 tardes y ha marcado y refrendado cada una de mis temporadas"Por último, hubo un recuerdo para el abuelo Leandro, pieza clave en la afición y trayectoria de Enrique Ponce. "Él fue el que me inculcó el torero. Fue quien me enseñó a torear, me llevó a los toros y marcó mi vida como torero. Me enseño a respetar al toreo. El abuelo siempre me decía que "Para serlo hay que parecerlo". Me decía que los niños empezaban con la cartilla, en los toros había que hacer lo mismo, ir poquito a poco", finalizó un emocionado Enrique Ponce.

Lo más visto