También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Encuestas electorales

A menudo los dirigentes políticos reconocen que deben escuchar más y mejor lo que les pide la gente. Las encuestas no son el único método para saber lo que piensan los ciudadanos, pero son un interesante termómetro de la situación. Según la encuesta de Sigma Dos que hemos conocido este fin de semana, el PP ganaría las elecciones con un 33,1 por ciento de los votos, frente al 30,2% del PSOE y ambos partidos perderían más de 17 puntos con respecto a los comicios de 2009.Se reafirma la erosión del bipartidismo con un leve repunte de algunas formaciones independentistas, la aparición en el escenario nacional de Ciudadanos y la crisis de un PSOE que lejos de aprovechar el lógico desgaste del Gobierno, continuaría cayendo en barrena, sin encontrar su espacio y perdiendo votos en favor de otras formaciones de izquierda. Es curioso que ante esta evidencia no surjan voces socialistas que miren hacia el centro mientras sigue dominando el radicalismo cultural y la demagogia. Para el PP estas previsiones son agridulces: volvería a ganar pese a la dureza de algunas políticas llevadas a cabo, pero también recibiría un serio castigo. No basta poner orden en las cuentas, aunque sea muy importante. El PP necesita ilusionar de nuevo con una propuesta basada en el protagonismo de la sociedad civil y los grandes valores de la tradición occidental. Y ambos, PP y PSOE, deberían recuperar los grandes consensos necesarios para impulsar España. De lo contrario seguirán cayendo.

Lo más visto