También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Emergencia en la frontera

El Papa Francisco quiere comprometer a la Iglesia en el drama de los niños migrantes que desde Centro América hasta la frontera Sur de Estados Unidos recorren solos miles de kilómetros huyendo de la violencia y la pobreza. Son causas estructurales las que motivan la huída de miles de niños. Se calcula que el 25% de esos niños que anualmente aspiran a cruzar al otro lado de la frontera son mexicanos. Ese dato, sumado al hecho de que México es el corredor necesario y también lugar de establecimiento de los emigrantes centroamericanos, ha hecho que a instancias de la Santa Sede se esté desarrollando en ese país una Conferencia a dos bandas que en nombre del Papa preside el Secretario de Estado Vaticano Cardenal Parolin.Estados Unidos niega que el drama de estos niños sea un asunto de emergencia humanitaria. Los Gobiernos de los Estados desde los que estos niños emigran son incapaces de asumir los cambios socioeconómicos y políticos necesarios y México no acaba de arbitrar medidas de apoyo y atención a unos niños que son víctimas del narco y la trata de personas. Está claro que las instancias políticas deben asumir sus deberes en materia de emigración y desarrollo, pero la Iglesia católica siente el deber de comprometerse de manera radical e incondicional con las víctimas de un negocio trasnacional que convierte a los migrantes en esclavos y objetos de trata. Esta es una de las urgentes e inaplazables tareas que se derivan de su misión en este momento. 

Lo más visto