También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
LÍNEA EDITORIAL

Elecciones intervenidas

Este domingo se celebran elecciones municipales en Venezuela. Aunque Nicolás Maduro no se presenta como candidato, su liderazgo se somete a prueba. En este momento el chavismo controla el 84 por ciento de los ayuntamientos. Un retroceso supondría una derrota. Los comicios de mañana son mucho más que unas elecciones municipales. Lentamente, a pesar de la falta de libertad real, la oposición viene mejorando sus resultados. En las presidenciales del pasado mes de abril se quedó solo a un punto y medio de la victoria. Es muy probable que el proceso electoral sea limpio desde el punto formal. El chavismo no controla los resultados a través de intervenciones directas. El sistema es más complejo: se trata de comprar votos antes de que hablen las urnas. Y en las últimas semanas ha vuelto a ocurrir. A principio del mes pasado, para hacer frente a su desgaste, el líder bolivariano hizo un nuevo gesto populista. Ordenó la confiscación de los electrodomésticos. Además emprendió una campaña para hacer creer que los problemas económicos del país son consecuencia de un boicot de una derecha fascista que no existe. Hace unos días puso en marcha un plan de entrega de viviendas que en su totalidad han ido a parar a los seguidores del oficialismo. El chavismo de Maduro sigue restringiendo libertades: ha reducido a nada la asamblea parlamentaria porque puede gobernar por decreto. América Latina necesita una izquierda que crea firmemente en la democracia y que se acerque a lo que sucede en Chile y no a lo que ocurre en Venezuela, Bolivia y Ecuador.

Lo más visto