También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MUNDO | La Canciller pide explicaciones a Obama

EE.UU. niega haber espiado el teléfono a la canciller alemana Angela Merkel

Por ese motivo Angela Merkel ha telefoneado a Obama, le trasladó su protesta y le exigió que aclare las sospechas existentes, según ha señalado a Der Spiegel el portavoz de Merkel, Steffen Seibert. 
Obama y Merkel este verano. REUTERS
Obama y Merkel este verano. REUTERS
  • cope.es
  • cope.es

El Gobierno de EEUU negó hoy que sus servicios de inteligencia hayan espiado el teléfono de la canciller alemana, Angela Merkel, y reveló que el presidente Barack Obama habló con ella para desmentir las informaciones al respecto.Obama aseguró hoy a Merkel, en una llamada telefónica, que "Estados Unidos no está monitoreando ni monitoreará sus comunicaciones", afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria.El portavoz de Obama añadió que EEUU sigue "revisando" la forma y los métodos con los que operan sus servicios de inteligencia en el extranjero.Según el semanario Der Spiegel, el Gobierno alemán tiene informaciones que apuntan a que los servicios de inteligencia estadounidenses habrían espiado durante años el teléfono celular personal de Merkel.La revista, en su versión en Internet, informó hoy de que el Ejecutivo de Berlín se toma "muy en serio" los indicios que apuntan a que las conversaciones de Merkel fueron objeto del espionaje de EEUU.Por ese motivo la canciller telefoneó hoy a Obama, le trasladó su protesta y le exigió que aclare las sospechas existentes, según señaló a Der Spiegel el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.Seibert explicó que la canciller alemana advirtió al presidente estadounidense de que "tales prácticas, si se comprueba la veracidad de las informaciones, son totalmente condenables y absolutamente inaceptables".La magnitud del espionaje de EEUU a sus ciudadanos y a gobiernos extranjeros salió a la luz hace unos meses a través de los documentos filtrados a la prensa por el ex analista de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, actualmente asilado en Rusia.Ese espionaje ha generado protestas entre los gobiernos de varios países además de Alemania, entre ellos Francia, México y Brasil. MERKEL PIDE EXPLICACIONES A OBAMA El Gobierno alemán tiene informaciones que apuntan a que los servicios secretos estadounidenses ha espiado el teléfono celular de la canciller, Angela Merkel, quien exigió hoy personalmente explicaciones al presidente de EEUU, Barack Obama.El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, ratificó en un comunicado la información adelantada poco antes por el semanario alemán Der Spiegel. "El Gobierno federal ha recibido informaciones que apuntan a que el teléfono móvil de la canciller es espiado posiblemente por los servicios estadounidenses. Hemos pedido enseguida a nuestro socio americano una amplia e inmediata aclaración", manifestó Seibert.Según explicó, la canciller habló por teléfono con Obama y le advirtió de que "tales prácticas, si se comprueba la veracidad de las informaciones, son totalmente condenables y absolutamente inaceptables". Merkel dijo a Obama que dos países "socios y amigos" como Alemania y Estados Unidos no deben permitir ese tipo de espionaje de las comunicaciones."Sería un grave abuso de confianza. Esas prácticas deben concluir de inmediato", añadió la canciller. El semanario Der Spiegel había adelantado las sospechas de la Cancillería y que Berlín se toma "muy en serio" los indicios que apuntan a que las conversaciones de Merkel fueron objeto del espionaje de EEUU.Por ese motivo la canciller telefoneó hoy a Obama, le trasladó su protesta y le exigió que aclare las sospechas existentes. Según informó a Der Spiegel una portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de EEUU, Obama garantizó a la canciller que sus comunicaciones no son ni serán espiadas.La portavoz no aclaró si eso supone que tampoco fueron espiadas en el pasado, según la revista.Una inspección realizada por los servicios de información alemanes y la Agencia federal de seguridad ha llevado al Gobierno germano a considerar que la sospechas de espionaje son "plausibles".Cuando saltó a los medios el escándalo del espionaje estadounidense por las informaciones filtradas por el exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) Edward Snowden, Berlín ya requirió aclaraciones a Washington.Merkel, destacó su portavoz, recordó hoy a Obama sus peticiones de información todavía pendientes y le dijo que Alemania espera acordar con un país aliado como EEUU las bases del trabajo de los servicios de inteligencia. El ministro alemán de la Cancillería, Ronald Pofalla, se reunió hoy con los responsables de la comisión parlamentaria de secretos oficiales para explicarles la situación y los pasos dados por el Ejecutivo.De forma paralela, según informó el Gobierno de Merkel, se están manteniendo en Berlín reuniones de alto nivel con representantes de al Casa Blanca y de la Secretaría de Estado estadounidense con el fin de aclarar los hechos.

Lo más visto