También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Editorial, martes 30 de abril 2013

Hablar de la Feria en Córdoba es tan recurrente y manido como tener los centros de Congresos como motivo de debate. Nunca se acaba el asunto, siempre se repite y entra en ese círculo vicioso tan cordobés de no ir a ningún sitio. Ayer, la Asociación de Casetas Tradicionales presentó un proyecto serio y muy viable para dotar al recinto del Arenal de algo más operatividad, comodidad y usos. Lo han hecho con el aval que supone ya haber trabajado unos cuantos años en ese recinto, del que todos conocemos a estas alturas sus carencias y parches, y sobre todo, con el sentido de darle a la ciudad más categoría en su feria grande. Pero seguro que se encontrarán con las trabas de siempre y de los de siempre, y al final, el Ayuntamiento será la barrera que no superen. Es lo que ocurre: colectivos empresariales y vecinales que no aportan nada pero que en proyectos como éste ven amenazas para sus negocios o para sus minutos de gloria y subvenciones. Y acabará el proyecto en el cajón de las infografías, descansando por fin desde el año 2008 y durmiendo el sueño de los injustos que en Córdoba pagan el alto precio de proponer, tener ideas y capacidad para desarrollarlas. Ojalá que no sea así. Significará que por fin algo en esta bendita ciudad comienza a cambiar.

Lo más visto