También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La ecología, según la Iglesia

Pocas encíclicas han suscitado tanta expectación como la que se va a presentar el jueves, Laudato sii, dedicada a la ecología. El Secretario General de la ONU o el Presidente de Francia han puesto grandes esperanzas en el documento. A finales de año se celebra en París una cumbre sobre el cambio climático en la que se debe encontrar un recambio al Protocolo de Kyoto, y el apoyo moral del Papa puede favorecer el acuerdo. Al mismo tiempo se han escuchado voces críticas que, antes de conocer siquiera el texto, critican que el Papa aborde cuestiones opinables, de gran complejidad técnica.Francisco, sin embargo, ha dejado claro que no pretende entrar en discusiones científicas. Pero la custodia de la creación es un mandato que aparece desde las primeras páginas de la Biblia y el asunto tiene gran carga moral. El calentamiento global, la deforestación o la contaminación de los mares suponen un grave acto de injusticia hacia las próximas generaciones, que van a heredar un planeta deteriorado debido a un modelo de desarrollo económico que no es justo ni sostenible. La responsabilidad, evidentemente, es desigual. Los estilos de vida consumistas en los países ricos son responsables de que 800 millones de personas pasen hambre en el mundo. En este sentido, la visión de la Iglesia sobre la ecología nos recuerda que formamos parte de una misma humanidad, y que todos somos responsables de todos, también de aquellos que todavía no han nacido y que tienen derecho a ser acogidos de un modo acorde a su dignidad de hijos de Dios.

Lo más visto