También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La Diputación intenta evitar la sanción de la Agencia Tributaria por el impago del IRPF de 2011 del Consorcio de Bomberos

La Diputación de Córdoba ha presentado un escrito ante la delegación cordobesa de la Agencia Tributaria para intentar evitar la sanción interpuesta al Consorcio Provincial de Bomberos por el impago en tiempo y forma de las cuotas del IRPF de 2011, cuotas que ascendían a 1,4 millones de euros y que fueron saldadas por la institución a finales de diciembre de 2012.   Según el vicepresidente primero de la institución, Salvador Fuentes, “dicha sanción podría ascender en el peor de los casos- de no existir ningún tipo de bonificación- a 2.117.205 euros, por lo que hemos solicitado a la Agencia la consideración del Consorcio como no culpable de la comisión de los hechos que motivan la sanción”.   Tal y como queda recogido en el escrito presentado, “el Consorcio de Bomberos no ha sido culpable de las acciones por las que se le quiere sancionar ya que desde el momento en que ha tenido conocimiento de la situación heredada, ha mostrado su predisposición y colaboración para encontrar cauces que permitieran hacer frente a los impagos producidos en mandatos anteriores”.   Además, dicho documento expone que el Tribunal de Cuentas está llevando a cabo las investigaciones pertinentes “para dilucidar la existencia de responsabilidad y el alcance de ésta sobre las personas que desarrollaron las conductas objeto de investigación, haciendo énfasis en el uso que se hizo del dinero, que debió ser ingresado en la Hacienda Pública”.   Éste deberá determinar si se encuentra en la Tesorería del Consorcio o bien se destinó al pago de otras obligaciones de carácter público, o si la cantidad no ingresada fue a parar a algún destino no justificado o se realizaron salidas de fondos de naturaleza irregular.   El escrito recoge en otro de sus puntos que “del examen exhaustivo de la contabilidad del Consorcio se infiere que mayoritariamente el uso dado al dinero no ingresado a la Hacienda Pública se desvió para hacer frente al pago de nóminas y horas extras del personal en cuantías no presupuestadas”.   La institución provincial ya liquidó el pasado 28 de diciembre la deuda correspondiente a las cuotas del IRPF del ejercicio de 2011, que ascendían a la cantidad de 1.471.631 euros, “cumpliendo así con los compromisos adquiridos y asumiendo las deudas contraídas”, subraya Fuentes. De este modo, quedarían por pagar las cuotas no abonadas en 2009 y 2012 por importe de 3.853.159 euros.    

Lo más visto