También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La Diputación apuesta por la promoción de la "Danza de las Espadas" de Obejo

El próximo domingo la localidad celebra la Romería de su patrón, San Benito

La localidad de Obejo celebra el próximo domingo, 17 de marzo, la Romería en honor a su Patrón, San Benito, protagonizada por la tradicional Danza de las Espadas, conocida como “Bachimanía”.   El portavoz del gobierno en la Diputación de Córdoba, Andrés Lorite, ha destacado que “se trata de un evento de índole cultural y turístico, de una gran singularidad y arraigo en nuestra provincia, que se remonta al siglo XIV”.”   Lorite ha insistido en que tanto el ayuntamiento de la localidad como la Diputación “tenemos mucho interés en seguir promocionando este evento para que sea reconocido por la Junta de Andalucía como Fiesta de Interés Turístico”.   En este sentido, el portavoz ha subrayado la importancia de haber presentado este evento en Fitur, y la gran campaña de promoción que estamos realizando en prensa, “ya que estamos convencidos de que se trata de un producto turístico a explotar y, por ende, un elemento de desarrollo económico para el municipio”.   Por su parte, el alcalde de Obejo, Luis Sánchez, ha incidido en la importancia de “dar la difusión que se merece a este baile, uno de los más importantes que hay en España de tipo bélico, realizado en grupo, que se ha convertido en un referente cultural y turístico para un municipio tan pequeño como éste”.   Sánchez ha adelantado que el municipio de Obejo está construyendo un Centro de Interpretación Cultural, para “seguir promocionando” esta Fiesta durante todo el año, en el que también está colaborando la Diputación, a través de su Servicio de Arquitectura.   Esta representación, que se realiza otras dos veces al año, simboliza el arte guerrero de los pueblos bárbaros y en ella intervienen un número variable de danzantes –normalmente 32- y el maestro, los cuales acompañan, sin parar de bailar, a San Benito en la procesión hacia la ermita.   El momento más esperado del baile es conocido como el “patatú”, en el cual los bailarines simulan ahorcar al maestro de la danza utilizando para ello sus espadas de hierro, entrelazando las espadas unas con otras, quedando la cabeza del maestro apresada entre todas ellas.                Al finalizar la romería, los asistentes degustan los típicos pestiños obejeteños y el fino de Montilla, obsequio de la Hermandad que encuentra sus orígenes en los estatutos de la primitiva Cofradía del 1460.   El presidente de la Hermandad de San Benito, Antonio Ruiz, ha animado a todos los cordobeses a participar en este día de fiesta, y “contemplar una de las danzas más antiguas e interesantes de toda España”.