También en directo
Ahora en vídeo
Por supuesto delito de malversación en la gestión

Dimite la secretaria valenciana de Comunicación imputada por la gestión de RTVV

La secretaria autonómica de Comunicación de la Generalitat, Dolores Johnson, ha presentado su dimisión tras ser citada como imputada por un juzgado que investigará a varios exdirectivos de Radiotelevisión Valenciana (RTVV) por un supuesto delito de malversación en la gestión del ente público.
Dolores Johnson. EFE

De 

En un comunicado, la propia Johnson, que fue directora de la televisión valenciana entre 2009 y 2011, manifiesta su total disposición a colaborar con la justicia y asegura que todas las actuaciones a lo largo de su vida profesional se han ajustado a "la legalidad y a la defensa del interés general".Además de Johnson, el juzgado ha citado a declarar como imputados a otros cuatro exdirectivos de RTVV por la posible comisión de delitos de apropiación indebida, administración desleal y malversación de caudales públicos, e investigará concretamente un supuesto "agujero" de 1.300 millones de euros.En su comunicado, Lola Johnson asegura que, ante el conocimiento "a través de los medios de comunicación de una denuncia presentada por Compromís, y la citación a declarar el próximo 8 de julio, presento mi dimisión como secretaria autonómica de Comunicación, con efectos de 23 de mayo".Afirma igualmente que toma esta decisión "para no perjudicar la imagen del Consell y para que nadie pueda utilizar en su propio beneficio esta denuncia".El portavoz de Compromís en Les Corts, Enric Morera, ha explicado hoy en rueda de prensa los detalles de la denuncia presentada por su grupo en marzo y por la cual la juez de Paterna ha citado a declarar en julio a los exresponsables de la extinta radiotelevisión pública valenciana Lola Johnson, Luis Redondo, Lluís Motes, Nuria Romeral y José López Jaraba.Los hechos que ahora se investigarán comprenden desde 2010 hasta el cierre de RTVV en 2013 y otros posibles delitos anteriores a esta última etapa.Según explicó Morera, el "modus operandi" que habría desembocado en ese "agujero" económico consistía en que RTVV, ante los "excesos" presupuestarios generados cada ejercicio por las contrataciones irregulares o injustificadas que realizaba, asumía ese déficit como pérdidas y acometía una ampliación de capital que, a su vez, asumía la Generalitat. Ha añadido que esas contrataciones de RTVV "fuera de presupuesto" eran reiteradas y fue especialmente significativo el caso de 2006, ejercicio en el que tuvo lugar la visita del papa a Valencia, cuya organización por parte del ente público también está siendo investigada por la Justicia en el marco del caso Gürtel.Compromís quiere que se investigue quiénes eran los beneficiarios de esas contrataciones y por eso pedían que se citara a declarar a los que finalmente acudirán al juzgado como imputados (según informa el Tribunal Superior de Justicia), y en el caso de que nieguen su responsabilidad en la toma de decisiones, digan a la jueza quién les ordenó que contrataran con una u otra empresa o productora.En junio de 2011 el entonces president de la Generalitat, Francisco Camps, remodeló su gobierno y nombró a Johnson, que hasta entonces había estado al frente de la televisión autonómica, consellera de Cultura, Turismo y Deporte, además de ejercer las funciones de portavoz del gobierno valenciano. Posteriormente, y ya durante la Presidencia de Alberto Fabra, dejo de ser portavoz pero mantuvo la Conselleria hasta diciembre de 2012.El propio Fabra la recuperó como secretaria autonómica de Comunicación el pasado diciembre

Lo más visto