También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Escándalo en el fútbol

Se difunde el testimonio de un exdirectivo de la FIFA que confesó haber recibido sobornos para los Mundiales de 1998 y 2010

Un exdirectivo de la FIFA que fue procesado por un tribunal de Nueva York confesó en 2013 que había aceptado sobornos para designar las sedes de los Mundiales de Fútbol de 1998 y 2010, según han informado fuentes judiciales.

La declaración del exdirigente de la FIFA Charles Gordon Blazer, que fue hecha en una sala cerrada el 25 de noviembre de 2013, fue difundida este miércoles por el tribunal que llevó la causa a partir de una reciente petición hecha por varios periodistas. "Chuck" Blazer fue dirigente de la Confederación Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) y hace dos años se declaró culpable de varios cargos, incluyendo el de sobornos y lavado de dinero. En su declaración, de 40 páginas, reconoce que tanto él como otras personas aceptaron desde 1992 una serie de sobornos para elegir la sede del Mundial de 1998, que finalmente se jugó en Francia, y también para el que se disputó en 2010 en Sudáfrica.En el caso de la Copa Mundial de 2010 Blazer sostiene que los sobornos fueron recibidos por él y también "por otros (integrantes) del comité ejecutivo de la FIFA", con el objetivo de que Sudáfrica fuera elegida como sede de ese torneo. Blazer fue integrante del comité ejecutivo de la FIFA entre 1997 y 2013 y, según reconoce en la declaración que leyó ante el juez Raymond J. Dearie, entre sus responsabilidades figuraba la de "participar en la selección de los países sedes de la Copa Mundial". Como secretario general de la Concacaf, entre 1990 y diciembre de 2011, también participaba en la selección de los lugares donde se celebra la Copa de Oro organizada por esa institución deportiva regional cada dos años. Blazer también aceptó haber recibido sobornos sobre derechos de transmisión de las Copas de Oro que se disputaron en 1996, 1998, 2000, 2002 y 2003: "Mis acciones descritas más arriba tuvieron participantes y resultados comunes", agrega. La transcripción de esa presentación judicial permanecía sellada en el tribunal donde se tuvo lugar, pero el pasado 27 de mayo representantes de cuatro medios de comunicación de Nueva York pidieron que se levantaran los sellos que la mantenían en secreto. A petición de la fiscalía, el juez aceptó que se mantuvieran en reserva partes de la transcripción, de 40 páginas. Por ello, desde la página 35 hasta la 38 hay porciones del documento que están tachadas. Blazer leyó ante el tribunal un documento de 19 páginas en el que acepta la culpabilidad de los cargos presentados contra él, como crimen organizado, conspiración para delinquir, fraude fiscal y corrupción. La causa la llevó la entonces fiscal federal del distrito, Loretta Lynch, ahora fiscal general de Estados Unidos, la misma que anunció la semana pasada una vasta operación para procesar en Estados Unidos por corrupción a dirigentes de la FIFA. En la transcripción de esta declaración, Blazer también reconoce que los "pagos irregulares" fueron hechos con cheques y transferencias desde cuentas de Estados Unidos a otras del Caribe, y viceversa. También admite no haber declarado tales cobros en sus declaraciones fiscales en el estado de Nueva York, donde tenía su residencia.