También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial COPE

Descansen en la Paz de Dios

  • cope.es
  • cope.es

Miguel Pajares, el sacerdote español, misionero de San Juan de Dios ha fallecido víctima del Ébola. Junto a él, en Liberia, han fallecido cinco de sus amigos de comunidad: tres sacerdotes de San Juan de Dios, una religiosa de María Inmaculada, y el asistente social del Hospital de San José en Monrovia. Miguel Pajares se ha unido a Patrick, Chantal, George, Lorine y Titi. Ni en la vida, ni en la muerte les ha dejado solos. Viajó a España repatriado junto a otra religiosa española, pero la misión que guió la vida de Miguel Pajares no entiende de fronteras. Ha muerto como ellos y como los miles de africanos que seguirán muriendo.La Organización Mundial de la Salud alertó hace solo unos días del deber que pesa sobre las economías más fuertes y poderosas del mundo pidiendo que ayuden a África a instalar infraestructuras que hagan frente a esta epidemia. Miguel Pajares y sus compañeros se infectaron porque desde hace casi cuarenta años el Ébola no ha sido una prioridad en el complejo mundo de los ensayos clínicos. Llamar a las cosas por su nombre no es hacer demagogia, sino un deber de justicia. África se enfrenta a una epidemia para la que no tiene recursos y el sacerdote Miguel Pajares, con su vida y con su muerte, ha venido a testimoniarlo al corazón de una Europa rica y capaz, pero paralizada. Alguien tendrá que despertarnos y quizás lo consiga este maldito virus a través  de un hombre de Dios como lo es el sacerdote Miguel Pajares.

Lo más visto