También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La decisión partió de la Infanta según su abogado, Zarzuela lo niega

La Infanta Cristina había manifestado "desde hace días" su voluntad de renunciar al título de duquesa de Palma de Mallorca y "está de acuerdo" con la decisión del Rey de revocarle ese derecho. Zarzuela asegura que cuando la infanta envió la carta, su hermano, Felipe VI ya había decidido retirarle el ducado.
Carta de la Infanta Cristina. Fuente La Vanguardia
Carta de la Infanta Cristina. Fuente La Vanguardia

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este viernes el Real Decreto firmado por el Rey Felipe VI y el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por el que la Infanta Cristina deja de ser duquesa de Palma de Mallorca por decisión de su hermano.

La hermana del Rey ostentaba ese título desde el año 1997, por decisión de su padre, el entonces Rey Juan Carlos I, cuando se casó con su esposo, Iñaki Urdangarin, convirtiéndose ambos en duques de Palma.

Zarzuela sostiene que cuando la Infanta Cristina envió la carta con la renuncia al ducado ella ya conocía la decisión de Felipe Sexto de revocarle el título de Duquesa de Palma y que la carta fechada el 1 de junio fue enviada ayer.

Así lo explican a COPE fuentes de la Casa del Rey, después de que el abogado de Doña Cristina, Miguel Roca, asegurase a la entrada de su despacho en Barcelona que la propuesta partió de la propia infanta que según Roca está muy apenada y no le ha pedido consejo sobre su posible renuncia a sus derechos dinásticos.

En la carta de renuncia, que la Infanta ha enviado al Rey de su puño y letra (a la que ha tenido acceso La Vanguardia), Cristina de Borbón asegura que Palma de Mallorca significa para ella y su marido "una referencia de fuertes e importantes recuerdos" porque fue por motivo de su boda cuando su padre, Juan Carlos I, les nombró Duques de Palma.

A lo largo de cuatro folios, Doña Cristina, afirma que "seguiré llevando al a ciudad en mi corazón, me sentiré siempre agradecida por las atenciones y el cariño que han manifestado a mi familia, pero quiero alejarme de cualquier debate que del uso del título por mi parte pudiera trasladarse a la sociedad mallorquina".

ESTA ES LA CARTA ÍNTEGRA ENVIADA POR LA INFANTA CRISTIAN (Transcripción cope.es)

Lunes, 1/Junio/2015
Ginebra

Majestad,

Con ocasión de mi boda con D. Iñaki Urdangarin, Nuestro Padre, S.M. El Rey Don Juan Carlos I, me otorgó la titularidad del Ducado de Palma. Tanto por el momento como por lo que para nosotros representaba Palma, el título otorgado me llenó de satisfacción y lo serví con la máxima fidelidad y cariño.

Hoy, todavía, Palma representa para mi marido y para mi una referencia de fuertes e importantes recuerdos, que nuestros hijos comparten con nosotros. Por ello, cuando en los últimos tiempos, como consecuencia de las acusaciones infundadas dirigidas contra mi persona por parte del Sindicato Manos Limpias, he conocido iniciativas que ponían en cuestión la continuidad del título de Duquesa de Palma, lo he vivido con enorme disgusto e incomodidad.

No quise, en su momento, hacer caso de aquellas iniciativas por estimar que, de tenerlas en cuenta, podían estar ofendiendo a todos aquellos que no las compartieran y que pudieran interpretar una inmediata respuesta por mi parte, como un desdén a la Ciudad que tanto queremos y admiramos. No obstante, en este momento, después de una larga y dolorosa reflexión, he llegado a la conclusión, que debo manifestar a S.M mi voluntad de renunciar al título de Duquesa de Palma evitando así cualquier polémica que por razón de ello pudiera plantearse en la Ciudad de Palma.

Seguiré llevando esta ciudad en mi corazón; me sentiré siempre agradecida por las atenciones y el cariño que han manifestado a mi familia, pero quiero alejarme de cualquier debate que del uso del título por mi parte pudiera trasladarse a la sociedad mallorquina.

Al hacerse efectiva, pues, mi renuncia al título de Duquesa de Palma, ruego encarecidamente a S.M, que adopte las medidas que sean necesarias para su debida formalización.

Con afecto y cariño,

Cristina Infanta de España.


Lo más visto