También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde

Deberes, ¿sí o no?

Esta polémica vuelve a estar de actualidad por el conflicto que ha surgido en un colegio de Oleiros (A Coruña) donde se aplica una norma autonómica de 1997 que impide que los niños de primaria se lleven los deberes a casa.
Niños haciendo deberes. Foto: Kakisky
Niños haciendo deberes. Foto: Kakisky

La polémica sobre los deberes vuelve a estar de actualidad por el conflicto que ha surgido entre los padres de los alumnos del Colegio Isidro Parga Pondal, de Oleiros (A Coruña), donde desde hace dos años y a petición de un padre, se aplica una norma autonómica de 1997 que impide que los niños de primaria se lleven los deberes a casa. Una nueva queja ha hecho que esté totalmente prohibido que los niños realicen tareas en casa.

Manuel Corredoira, Director General de Educación de la Xunta de Galicia, ha explicado que “se trata de tener sentido común en la aplicación de las normas, que los profesores ya lo hacen y que los padres también se impliquen en las tareas de mejora educativa de sus hijos, que muchos también lo hacen”, ha dicho. Sobre la norma autonómica que prohíbe los deberes en Galicia, ha asegurado que “es algo que siempre funcionó, esta norma viene desde el año 97 y hasta ahora no ha dado ningún problema, y entiendo que no debería seguir dándolo”.

La aplicación de la norma es legal pero está levantando muchas ampollas entre los padres de los niños, unos están a favor y otros no.

Naia Carrasco, es una madre del Colegio Isidro Parga Pondal, de Oleiros, partidaria de los deberes. Junto a otras mamás, han iniciado una campaña de recogida de firmas para que se cambie esta norma.

Pedimos precisamente que se aplique con sentido común esta normativa, porque en estos momentos hay colegios en Galicia, como por ejemplo el que está al lado nuestro en Oleiros, que están aplicando la norma de manera flexible: poniendo deberes de una manera coherente, en función de la edad de cada niño y de la necesidad. Entonces lo que no entendemos es que el inspector en nuestro caso nos esté impidiendo que se haga esto con normalidad”, ha explicado Naia en La Tarde.

Esta madre asegura que “o la ley está mal redactada porque es ambigua y cada uno la interpreta de una manera, o este inspector no está haciendo su trabajo según las órdenes de Educación”. Por el momento ya han recogido más de 150 firmas en contra de esta norma.

Una norma que está generando diferencias entre los niños gallegos. “Hay diferencias con los niños de otros colegios que hacen deberes con normalidad, incluso dentro del mismo colegio unos niños hacían deberes según a ellos o a sus padres les parecía bien, otros no... hasta que ha llegado esta última queja al inspector y del inspector al colegio, y es que ahora no los puede hacer nadie. Los niños están bastante desorientados y me parece que este no es el espíritu de la ley”, ha dicho.

OPINIONES ENFRENTADAS

Las opiniones de los distintos colectivos son muy variadas y muchas veces enfrentadas.

Para Luis Carbonell, Presidente de la Confederación de Padres Católicos (CONCAPA), hacer deberes supone mucho más que una tarea. “Son necesarios y son fundamentales, tienen que ser apropiados siempre a la edad y tienen que estar adecuadamente organizados. Los deberes permiten adquirir los conceptos que se han enseñado en clase. Una cosa es entender la lección y otra asimilar la lección. Además permiten también adquirir valores y virtudes como la constancia, el orden, la disciplina o el hábito de trabajo”, ha dicho.

No piensa lo mismo Jesús María Sánchez, Presidente de CEAPA, Confederación Española de Asociaciones de padres y madres de Alumnos. Para él, los deberes agrandan “las diferencias sociales que tienen las personas. Asegura “que no se puede subrogar el trabajo de los profesores a las familias porque ni estamos preparados en muchos casos ni tenemos el tiempo necesario  y en función a las posibilidades académicas que cada uno tenga y las posibilidades económicas para poder mandar a tu hijo a una academia o a otro sitio para poder realizar estos trabajos, difiere mucho”.

Una defensora de los deberes es Carmen Guaita, Vicepresidenta de la Asociación Nacional de Profesores de la Enseñanza. No son oportunidades para que el niño o la niña aprenda lo que no han aprendido en clase, no son la ocasión de terminar lo que no ha dado tiempo a hacer en el Colegio, no son un castigo ni son una condena; pero sí son una oportunidad cotidiana de que el niño vaya poco a poco adquiriendo un hábito de estudio y de trabajo, que va a necesitar cuando termine su período de escolarización obligatoria”, ha dicho.

Escucha aquí todas estas opiniones en La Tarde.

Lo más visto