También en directo
Ahora en vídeo
Rezos contra la sequía

La Cueva Santa recupera una rogativa del siglo XVI para pedir lluvia

Desde hace unos meses el Santuario de la Virgen de la Cueva Santa, patrona de la Diócesis de Segorbe-Castellón, ha recuperado una rogativa del siglo XVI por la que se pide el agua y que se reza cada domingo al finalizar la eucaristía.

De 

También en Altura la comunidad parroquial incluye esta intención en la misa dedicada a la Blanca Paloma que se celebra cada miércoles. Desde el inicio, la devoción a este lugar de peregrinación mariano ha estado vinculado al agua, hecho que se refleja en la tradición popular como en la tradicional tonadilla infantil “Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva”.   Su capellán, Juan Manuel Gallent, explica que con motivo de la actual sequía, ancianos de Altura le explicaban que “cuando ha bajado la Virgen ha llovido siempre”. Se referían a las bajadas a Segorbe que por petición del pueblo y concesión del Obispo se han realizado en momentos de particular necesidad. En el claustro de la catedral se conserva una placa de 1850 en la que está gravado: “Transmite a la posteridad en este mármol haber obtenido beneficio tan señalado por que llena de fe lo pidió a la Madre de Dios ante su ymagen de la Cueva Santa, traída a esta Catedral según costumbre y práctica acreditada en tiempos de calamidades públicas desde pasados siglos”.   Gallent reconoce que esta petición “ha sido una aclamación del pueblo que tiene fe, está metido en los genes espirituales de la gente porque la tradición de los abuelos y antepasados ha sido pedir la Virgen por el agua para las cosechas y montes, y obtenerla. Por eso ahora la gente sigue respondiendo muy numerosa”.

Lo más visto