También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Críticas que ocultan la realidad

En el funeral por Adolfo Suárez se preguntaba el cardenal Rouco: “si la concordia fue posible con Suárez, por qué no ha de serlo también ahora y siempre en la vida de los españoles”. La oportunidad de la pregunta parece evidente cuando nuestra democracia es acosada por la proliferación de violentos grupos antisistema, el cuestionamiento de los grandes acuerdos constitucionales y el desafío secesionista. El gran mérito de Suárez fue haber buscado y practicado “tenaz y generosamente”, en palabras del cardenal, la reconciliación en los ámbitos más delicados de la vida política y social “de aquella España que quería superar para siempre la guerra civil, los hechos y actitudes que la causaron y que la pueden causar”. Estas palabras de homenaje al artífice de la Transición han provocado una inusitada oleada de críticas, especialmente entre los que se han empeñado en disimular la violencia que sacude las calles con el pretexto de una crisis económica que también se trató de ocultar en aras de lo “políticamente correcto”. Las palabras del cardenal Rouco suponen una oportuna advertencia sobre la necesidad de seguir sin desmayo el mismo camino emprendido por Suárez. La concordia es una virtud que puede convertirse en flor de un día si no se trabaja para consolidarla en cada momento de la historia.

Lo más visto