También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Críticas de los estrenos de cine del 2 de octubre de 2015

Calificación y breve comentario de todos los estrenos de cine de esta semana.
LEJOS DE LOS HOMBRES
LEJOS DE LOS HOMBRES

LEJOS DE LOS HOMBRES (Loin des hommes) *** (7)

FICHA TÉCNICA
Director y guionista: David Oelhoffen. Intérpretes: Viggo Mortensen, Reda Kateb, Djemel Barek, Vincent Martin, Nicolas Giraud, Jean-Jérôme Esposito, Hatim Sadiki, Yann Goven, Antoine Régent, Sonia Amori, Ángela Molina. Drama. 101 min. Jóvenes-adultos.


Argelia, 1954. Descendiente de colonos españoles, Daru (Viggo Mortensen) es un cariñoso y sacrificado profesor, atormentado por su pasado, que enseña a leer y escribir a los hijos de los pastores de una desértica zona montañosa. En pleno invierno, un policía encarga a Daru escoltar hasta una ciudad cercana a Mohammed (Reda Kateb), un árabe acusado del asesinato de su primo. Durante su penosa travesía por el nevado Atlas, los dos hombres serán acosados por caballeros que invocan la ancestral ley de la sangre, por colonos revanchistas, por rebeldes nacionalistas y por el ejército francés. Pero ellos se rebelan contra la irracional lógica de la guerra, e intentan encontrar juntos el camino hacia la libertad.
Galardonado con los Premios SIGNIS, Arca Cinema Giovani e Interfilm en el Festival de Venecia 2014, este tercer largometraje del francés David Oelhoffen (En mon absence, Nos retrouvailles) adapta libremente El huésped, un autobiográfico relato breve de Albert Camus. Cierta crítica ha calificado la película como tediosa y esquemática. Pero, en realidad, Oelhoffen adopta con exquisita fidelidad el tono contemplativo y reflexivo de la obra del escritor existencialista galo, y le dota de una atractiva factura visual, con los westerns crepusculares como puntos de referencia, también en sus bellísimas panorámicas.
De este modo, las peripecias aventureras de los protagonistas y su participación en violentas refriegas bélicas se enriquecen con certeras reflexiones sobre las perplejidades del ser humano, el sinsentido de la guerra y el inconmensurable valor de la amistad y la solidaridad. Todo ello, con una sugestiva apertura a la trascendencia, que no se rompe ni en ciertos momentos críticos, ni cuando se plantean con elegancia las relaciones sexuales desde una caridad mal entendida. Por su parte, Viggo Mortensen y Reda Kateb encarnan a sus personajes con sobriedad y amplitud de registros, redondeando así una película mucho más valiosa de lo que algunos dicen. J. J. M.




ODA A MI PADRE (Gukjesijang) *** (7)

FICHA TÉCNICA
Director: Youn Jk. Intérpretes: Jeong-min Hwang, Yunjin Kim, Dal-su Oh, Jin-young Jung, Young-nam Jang, Mi-ran Ra, Seul-ki Kim, Stella Choe. Guion: Soo-jin Park. Drama. 126 min. Jóvenes.


En diciembre de 1950, estalla la guerra que divide a Corea en dos. Durante una evacuación de refugiados de Corea del Norte, acosados por las tropas chinas, un niño de diez años, Deok-Su, se despide traumáticamente de su padre prometiéndole que cuidará de su familia en su lugar. Deok-Su nunca olvidará esa promesa, que le lleva en 1960 a trabajar duramente en las minas de carbón en Alemania, y más tarde a la selva durante la guerra de Vietnam.
Más de 14 millones de surcoreanos han visto en las salas de cine esta impresionante película-río de su compatriota Youn Jk (Haeundae), que ha recaudado más de 100 millones de dólares en todo el mundo. Se trata de un precioso canto a la familia y a la capacidad de superación del ser humano frente a las adversidades, muy bien rodado e interpretado, con una esmerada ambientación, impactantes secuencias bélicas y de masas —a veces, de cortante crudeza—, emotivos pasajes intimistas y esos singulares contrapuntos de humor tan característicos de cine de Corea del Sur. Como la trama abarca 60 años, el guion resulta a veces un poco episódico, y algunos capítulos tienen más interés que otros. En cualquier caso, el resultado es notable y rinde homenaje al sacrificio de tantas personas anónimas, sobre el que se ha edificado la paz y prosperidad de sus países. Eso sí, el doblaje español es manifiestamente mejorable. J. J. M.


EL PRECIO DE LA FAMA(La rançon de la gloire)*** (7)

FICHA TÉCNICA
Director: Xavier Beauvois. Intérpretes: Benoît Poelvoorde, Roschdy Zem, Séli Gmach, Chiara Mastroianni, Nadine Labaki, Peter Coyote, Xavier Maly, Arthur Beauvois, Jean-Daniel Bigler, Dolores Chaplin, Eugène Chaplin, Roland Noirjean. Guion: Etienne Comar. Tragicomedia. 114 min. Jóvenes.


Vevey, Suiza, 1977. Un pobre diablo, el belga Eddy Ricaart (Benoît Poelvoorde), sale de prisión y se aloja en la modestísima casa de su amigo Osman Bricha (Roschdy Zem), un albañil de origen magrebí que tiene a su esposa Noor (Nadine Labaki) ingresada en un hospital con fuertes dolores. A cambio de este servicio, Eddy se compromete a ayudar en sus estudios a la hija de Osman, Samira (Séli Gmach), una inteligente niña de siete años, que ansía ser veterinaria. Pero, la idílica situación se complica cuando Osam se queda sin dinero para pagar el hospital. Entonces a Eddy se le ocurre una idea descabellada: robar el ataúd del mítico actor Charles Chaplin —que acaba de fallecer esos días— y pedir un rescate millonario a su rica familia.
Cuatro años después de rozar la perfección en la premiadísima De dioses y hombres, el francés Xavier Beauvois se estrena en la comedia con esta recreación amable de unos hechos reales ciertamente estrambóticos, en la que ha contado con la colaboración de la propia familia Chaplin. A la película le falta fuelle y le sobra metraje en su tramo central; pero el arranque es muy sugerente y el desenlace, decididamente brillante, Y, desde luego, Xavier Beauvois filma todo con fluidez y personalidad, y arranca unas interpretaciones espléndidas a todo el reparto, especialmente al genial cómico belga Benoît Poelvoorde, al francés de origen marroquí Roschdy Zem, y a la niña Séli Gmach, que derrocha veracidad.
Sobre esta solidez narrativa, visual e interpretativa, asienta Beauvois una singular fábula moral y social, rocambolesca y patética a la vez, que gana al espectador por su tono entrañable y positivo, y también por sus emotivos homenajes a la gran comedia ?—sobre todo del inmortal Charlot— y al mundo del circo. Elogio especial merece la impresionante y arriesgada banda sonora del octogenario compositor francés Michel Legrand, autor de Los paraguas de Cherburgo y ganador del Oscar por sus partituras para El caso de Thomas Crown, Verano del 42 y Yentl. Seguro que al propio Charles Chaplin le hubiera gustado este humanísimo y divertido enredo de pobres pícaros, tan desesperados como los de Atraco a las tres, El quinteto de la muerte, Granujas de medio pelo, Ladykillers… J. J. M.





REGRESIÓN (Regression)** (4,5)



FICHA TÉCNICA

Director y guionista: Alejandro Amenábar. Intérpretes: Ethan Hawke, Emma Watson, Devon Bostick, David Thewlis, David Dencik, Lothaire Bluteau. Thriller. 106 min. Adultos.



Minnesota, 1990. El quemado y escéptico detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) investiga el extraño caso de la joven Angela (Emma Watson), una chica guapa y frágil, que acusa a su padre, John Gray (Devon Bostick), de cometer un crimen inconfesable. Cuando John, de forma inesperada y sin recordar lo sucedido, admite su culpa, el prestigioso psicólogo Dr. Raines (David Thewlis) se incorpora al caso para ayudarle a revivir sus recuerdos reprimidos.
Como casi siempre, Alejandro Amenábar (Tesis, Abre los ojos, Los otros, Mar adentro, Ágora) dirige bien a los actores y ofrece una sólida puesta en escena. Sin embargo —también como casi siempre—, esos esfuerzos se devalúan por los manipuladores brochazos ideológicos que introduce el cineasta español de origen chileno, sobre todo cuando arremete contra el cristianismo y la religión en general, presentados como reductos de ignorancia e intolerancia, contrarios al progreso. Al final, intenta matizar esa enmienda a la totalidad, pero también ese giro resulta tan metido con calzador como su descarada apología de la ideología de género.
Más allá de esas distorsiones de fondo, Regresión padece también la escasa originalidad de su guion, con personajes más bien arquetípicos, diálogos demasiado intelectuales, sórdidas pistas falsas, toscos puntos de inflexión… O sea, recursos más propios de un telefilme mediado que de un buen thriller para el cine. Así que al espectador le cuesta identificarse con algún personaje y todavía más conmoverse con alguno de sus conflictos dramáticos o morales. En este sentido, si uno compara Regresión con otras películas similares, como Prisioneros, del canadiense Denis Villeneuve, el filme de Amenábar siempre sale perdiendo por goleada. J.J.M.

EL APÓSTATA * (3)


FICHA TÉCNICA
Director: Federico Veiroj. Intérpretes: Álvaro Ogalla, Marta Larralde, Bárbara Lennie, Vicky Peña, Kaiet Rodríguez, Andrés Gertrudix, Juan Calot, Joaquín Climent. Guion: Federico Veiroj, Álvaro Ogalla, Nicolas Saad y Gonzalo Delgado. Drama. 80 min. Adultos.


Gonzalo Tamayo (Álvaro Ogalla) es un joven apático y perezoso, incapaz de acabar la carrera de Filosofía. Malvive en un pisito, dando clases particulares al hijo de una guapa vecina y sableando con regularidad a sus sufridos padres, que desconocen las tórridas relaciones de Gonzalo con su prima y su quijotesca decisión de apostatar de la Iglesia católica, en cuyas enseñanzas ha sido educado. Pero los firmes esfuerzos de Gonzalo para que su partida de bautismo sea destruida chocan con la cerrazón fundamentalista del obispo Jorge (Juan Calot) y su siniestra curia diocesana.
Resulta alucinante que esta infumable película del uruguayo Federico Veiroj (Acné, La vida útil) fuera galardonada con el Premio FIPRESCI y una mención especial del Jurado Oficial en el reciente Festival de San Sebastián 2015. Sobre todo, porque su serio planteamiento inicial degenera enseguida en un indigesto potaje de anticlericalismo rancio, con una visión demencial de la Iglesia católica, decididamente sectaria, parcial e irreal. Además, sus oníricos desparrames sexuales —se supone que inspirados en el surrealismo de Luis Buñuel— resultan siempre grotescos y hasta ridículos.
De este modo, se devalúan los aciertos parciales del retrato generacional que ofrece la película, basado en la experiencia personal de su protagonista y coguionista, el actor no profesional Álvaro Ogalla. En este punto, Veiroj sí refleja con cierto vigor —y tal vez sin pretenderlo— la perplejidad vital de tantos jóvenes sin sólidos referentes morales, incapaces de asumir las propias culpas y responsabilidades, y zarandeados sin rumbo fijo por un desolador nihilismo hedonista. Sólo en esos momentos la ideología deja una rendija a la realidad, y se atisba cierta humanidad en la lánguida interpretación de Álvaro Ogalla, lastrada a menudo con una discursiva voz en off. J. J. M.




HITMAN:AGENTE 47 (Hitman: Agent 47)*** (6)


FICHA TÉCNICA
Director: Aleksander Bach. Intérpretes: Rupert Friend, Zachary Quinto, Hannah Ware, Ciarán Hinds, Thomas Kretschmann, Emilio Rivera, Dan Bakkedahl, Jerry Hoffmann, Rolf Kanies. Guion: Michael Finch, Kyle Ward, Skip Woods, basado en el videojuego Hitman. Acción. 96 min. Jóvenes-adultos.


Hitman (Rupert Friend) es un callado, elegante y letal asesino, creado mediante ingeniería genética y formado desde niño por una oscura organización secreta. Se le conoce como Agente 47 —esos son los dos últimos dígitos del código de barras que tiene tatuado en su nuca—, pues su fuerza, velocidad, resistencia e inteligencia sin precedentes es fruto de la experimentación en cuarenta y seis clones anteriores. Su objetivo actual es el Sindicato, una siniestra megacorporación que planea desvelar el secreto de su pasado para crear un ejército de asesinos con poderes superiores incluso a los suyos. La misteriosa y bella Katia Litvenko (Hannah Ware) se verá envuelta en esa implacable lucha a muerte.
 Esta nueva aventura fílmica basada en la popular serie de videojuegos —desarrollados desde 2002 por la empresa danesa IO Interactive—, es bastante mejor que la mediocre película que dirigió en 2007 el francés Xavier Gens, con Timothy Olyphant como protagonista. Ciertamente, ambas producciones padecen un guion sin mucha entidad dramática, así como una violencia a veces brutal. Pero esta vez se abandonan las sórdidas referencias anticristianas y las toscas concesiones sexuales del filme de Gens, para centrarse en la trepidante sucesión de persecuciones, peleas y tiroteos, resuelta con aparatosa, estilizada e inverosímil espectacularidad por el debutante Aleksander Bach. Además, este realizador polaco-alemán —famoso por sus videoclips musicales y spots publicitarios— dirige con vigor al trío protagonista, compuesto por Rupert Friend, Hannah Ware y Zachary Quinto. Así que, aunque no pasará a la historia del género, Hitman: Agente 47 resulta muy entretenida. J. J. M.


JACK *** (6,5)

FICHA TÉCNICA
Director: Edward Berger. Intérpretes: Ivo Pietzcker, Georg Arms, Luise Heyer, Vincent Redetzki, Jacob Matschenz, Nele Mueller-Stöfen. Guion: Edward Berger y Nele Mueller-Stöfen. Drama. 103 min. Adultos.


Alemania, en la actualidad. Aunque solo tiene diez años, Jack (Ivo Pietzcker) cuida de sí mismo y de su hermano pequeño Manuel, de seis (Georg Arms). Su frívola madre, Sanna (Luise Heyer), trabaja lo imprescindible, y por las noches sale de juerga en busca de amantes de quita y pon. Un día, Manuel se quema accidentalmente en el baño, y Jack carga con las culpas y es internado en un centro de los Servicios Sociales. Acosado por un compañero, Jack decide escapar y volver con su madre, pero ella ha desaparecido tras dejar a Manuel con una amiga. Los dos chavales inician entonces una dantesca odisea en busca de su madre, que les lleva a deambular sin rumbo por la ciudad, a dormir en parques o garajes subterráneos, a robar para poder comer y a huir constantemente de la policía y de unos adultos insensibles a su lacerante desamparo.
 El realizador televisivo alemán Edward Berger (El lugar del crimen) da el salto al cine con esta dura, descarnada y honesta fábula contemporánea, cercana en sus planteamientos narrativos y dramáticos a la trilogía Rossetta, El hijo y El niño de la bicicleta, de los hermanos belgas Jean-Pierre y Luc Dardenne, y a películas como Nadie sabe, del japonés Hirokazu Koreeda, o la reciente La cabeza alta, del francés Emmanuelle Bercot. Berger nunca alcanza la calidad formal, la hondura de fondo y la intensidad emocional de esos referentes, y además extrema algunas situaciones hasta lo inverosímil y se excede en un desagradable exhibicionismo sexual. De todas formas, su puesta en escena es siempre vigorosa, y se refuerza con la conmovedora autenticidad de las interpretaciones de los dos chavales protagonistas, Ivo Pietzcker y Georg Arms, sobre todo del primero, perfecto en la piel de Jack. Además, se agradece el cierto optimismo del sorprendente desenlace y la honestidad de Berger al criticar sin paliativos el irresponsable hedonismo de tantos adultos, que roban la infancia a sus hijos y les obligan a sufrir y madurar antes de tiempo. J. J. M.

MARCO MACACO Y LOS PRIMATES DEL CARIBE (Marco Macaco. Primates of the Caribbean) *** (6)

FICHA TÉCNICA
Director: Jan Rahbek. Guion: Thomas Borch Nielsen y Jan Rahbek. Animación. Aventuras. 80 min. Todos.


Marco Macaco es el hiperservicial policía de playa de una isla tropical tiranizada por un temeroso dictador. Marco sueña con resolver algún día un gran caso policial, para conquistar así el amor de la bella Lulú, una amiga que le atrae desde la infancia. La ocasión se le presenta cuando, de la noche a la mañana, se instala en la playa un imponente casino, regido por el turbio Carlo, un empresario sin escrúpulos, que quiere hacerse con el poder de la isla hipnotizando a sus habitantes.
Aunque su guion es un tanto caótico y acumulativo, resulta divertida esta película infantil de animación 3D, con la que debuta como director el danés Jan Rahbek. Se agradece especialmente la originalidad de sus diseños de personajes y fondos, que retoman la tradición de los cartoons paroxísticos y desmelenados de hace décadas, lo que propicia varias secuencias de acción espectaculares. Además, sus toques frívolos se compensan en parte con sus certeras críticas a las dictaduras bananeras, los populismos manipuladores y el capitalismo salvaje, y con sus elogios al amor, la amistad y la solidaridad. J. J. M.





Lo más visto