También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Crece la violencia en Tierra Santa

En su tradicional Mensaje de Navidad el Patriarca de Jerusalén lanzó ayer un dramático llamamiento para un alto el fuego en Siria. De lo contrario la violencia podría extenderse a otros países, especialmente al Líbano, sin olvidar que en Iraq el terrorismo y los enfrentamientos sectarios han dejado 8 mil personas muertas en 2013, los peores datos desde 2008. También en Sira se constata un recrudecimiento de la actividad de los grupos extremistas. Amnistía Internacional ha identificado al menos siete centros de detención en los que los salafistas torturan y asesinan a sus prisioneros, incluidos niños. Toda la población sufre las penalidades de la violencia, pero los cristianos son un blanco especial para los fanáticos, razón por la cual se está produciendo una emigración en masa. En medio de este sombrío panorama, la buena noticia es que el mundo empieza a ser consciente del drama. La persecución contra los cristianos será una de las prioridades en política exterior de la gran coalición alemana. Desde Londres ha expresado también su preocupación el Príncipe Carlos, que ha advertido del peligro real de que el cristianismo desparezca de la región en que nació. El problema no lo tendrían entonces sólo los cristianos. Sin ellos se perdería un elemento esencial para la pacífica convivencia en la región. De ahí la enorme importancia de la próxima visita del Papa en mayo a Tierra Santa. Si existe hoy una autoridad moral para movilizar a los líderes del mundo por la paz, es sin duda Francisco.

Lo más visto