También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
'BANDERAZOS' LOGROÑO

La Corona, los trabajadores públicos y la unidad de los logroñeses protagonizan los 'banderazos'

El buen tiempo (con un sol que evolucionaba conforme avanzaba la procesión) y la alegría de los logroñeses han acompañado a la Corporación Municipal en un acto en el que la alcaldesa ha comenzado recordando cómo, en ese mismo momento, el Congreso de los Diputados estaba aprobando la abdicación de Juan Carlos I.

De 

La Corona, los trabajadores públicos y la unidad de todos los logroñeses han protagonizado hoy los 'banderazos' dentro de la procesión con la que la alcaldesa, Cuca Gamarra, da cumplimiento de una parte esencial del 'voto de San Bernabé'.    El buen tiempo (con un sol que evolucionaba conforme avanzaba la procesión) y la alegría de los logroñeses han acompañado a la Corporación Municipal en un acto en el que la alcaldesa ha comenzado recordando cómo, en ese mismo momento, el Congreso de los Diputados estaba aprobando la abdicación de Juan Carlos I. Un hecho que ha calificado de "histórico" y, por eso, ha comenzado ofreciendo el primer 'banderazo', frente al Arco de San Bernabé, a dar gracias al Rey de España y, también, a anunciar lealtad a "quien le va a suceder", Felipe de Borbón y Grecia (Felipe VI), de quien ha dicho que será "un buen Rey" que "garantizará la estabilidad" de España. Tras esta primera parada, la procesión ha seguido, rodeada por ciudadanos a ambos lados de la calle, mientras un tímido sol anunciaba el cumplimiento del 'voto' y, poco a poco, iba haciendo que el día, que había comenzado nublado, fuese cada vez más cálido. A pocos metros esperaba a la alcaldesa la Rondalla Logroñesa que le ha dedicado, primero a la Corporación y después al Santo, el Himno de San Bernabé. Entre los concejales destacaban, por su vestimenta, Pedro Muro y Alfredo Iturriaga que iban de riojanos. Paloma Corres y Pilar Criado llevaban traje de logroñesa.    Tras esta, más paradas, destacando una frente al Hospital de La Rioja (donde antaño Logroño tenía una de sus puertas), donde se ha bailado al Santo. Después, ha continuado camino la comitiva, entre la que se encontraban, también, los Niños de la Ciudad, ataviados con trajes regionales.    Y llega el segundo 'banderazo', en la esquina conocida como 'cuatro cantones'. Gamarra ha dicho a los asistentes que Logroño es "una gran ciudad" y ha cedido parte del mérito a los trabajadores públicos de todos los ámbitos que garantizan, ha dicho, la "calidad de vida" y por ellos ha movido la bandera.    Los 'banderazos', dentro del 'voto', simbolizan la posesión de la ciudad, una vez terminado el asedio del ejército francés en el 1521. Y así, la alcaldesa, hoy, al terminar la procesión, en El Revellín, ha recordado la "unidad" de los logroñeses entonces y, por eso, ha dedicado el tercer 'banderazo' a la unidad de los logroñeses de hoy; "de todos sus barrios" y ha alabado su capacidad de trabajo por la "solidaridad". BENDICIÓN DEL PAN, EL PEZ Y EL VINO    Pero antes de llegar al tercer 'banderazo' la comitiva ha hecho su parada más importante. En la Plaza del Parlamento esperaba a la alcaldesa el Grupo de Danzas de Logroño, que ha bailado la Jota de Logroño.    Después, su director, Jose Ángel Bartolomé, ha cogido del brazo a Gamarra y, a continuación, miembros del Grupo de Danzas le han dedicado la Jota de la Rioja Alta, destinada a autoridades.    En este mismo lugar, la comitiva municipal se ha juntado con el presidente del Gobierno riojano, Pedro Sanz, y el Obispo de la Diocesis, Juan José Omella, que habían acompañado la procesión más atrás, del mismo modo que la imagen de la Virgen de Valvanera.    También han asistido el presidente del Parlamento, Jose Ignacio Ceniceros, el del Consejo Regulador, Luis Alberto Lecea, así como diputados de distintos partidos y senadores.    Esperaban, también, en ese lugar, miembros de la Cofradía del Pez que, desde las 10:00 horas, repartían el pan, el pez y el vino, dentro del cumplimiento del 'voto a San Bernabé'.    El Obispo ha recogido una ración de éstos y, tras bendecirla, ha sido depositada en la imagen del Santo. Tras el tercer 'banderazo' la comitiva se ha fundido con los logroñeses que participaban de la ofrenda del pan, el pez y el vino y que, en esos momentos, casi a las dos de la tarde, hacían numerosas colas bajo un sol que empezaba a ser, ya, fuerte.