También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Conversión ecológica

Nada menos que «una conversión ecológica» es lo que pide el Papa en su nueva encíclica, “Laudato si”. Francisco incluye recomendaciones prácticas a los gobiernos y a las organizaciones internacionales, pero sobre todo hace un llamamiento a «cada persona que habita este planeta» a revisar su estilo de vida. La encíclica constata que «la ansiedad enfermiza» por el consumo impulsivo no sólo produce efectos devastadores en el planeta y en millones de personas condenadas al hambre y a la miseria, sino que ni siquiera hace más feliz a la persona acostumbrada a satisfacer todos sus caprichos.Por eso el Papa anima a aprender a vivir con menos, y a valorar «cada cosa y cada momento», desde una «feliz sobriedad», atenta a las necesidades de los demás, y «huyendo de esa prisa constante» en la que se han instalado muchas personas, que «las lleva a atropellar todo lo que tienen a su alrededor». Es importante, para Francisco, tomar conciencia de que nuestras pequeñas renuncias y gestos, como reciclar la basura o consumir productos respetuosos con el medioambiente y con los productores, tienen efectos concretos en la vida de muchas personas. Esta es la conversión ecológica que propone: un llamamiento a cambiar nuestros estilos de vida, que es lo que realmente puede «cambiar el mundo», según afirma. Para el cristiano, el núcleo está en reconocer con gratitud al mundo y a sus criaturas, empezando por nosotros mismos, como un «don recibido del amor del Padre», lo que a su vez «provoca actitudes gratuitas de renuncia y gestos generosos».