También en directo
Ahora en vídeo
Línea editorial 1/05/2014

Contra la crisis, trabajo

De 

En vísperas de la celebración del 1º de Mayo el Gobierno anunció su nuevo Plan de Estabilidad que presentará a la Unión Europea, cuya meta es el crecimiento y la creación de empleo. Las previsiones son la reducción de 800.000 parados de aquí a finales del próximo año, que coincide con el fin de la actual legislatura. Aunque se trata de un cálculo basado en el cambio de ciclo económico habrá que esperar casi dos años para comprobar hasta qué punto acierta el Gobierno. Los síntomas de crecimiento, que son evidentes, todavía han tenido poco efecto en la creación de empleo. La Fiesta que celebramos hoy es una invitación a valorar la dignidad del trabajo como un factor esencial para el desarrollo de cada persona y para la transformación del mundo. La Doctrina Social de la Iglesia recuerda que el trabajo forma parte esencial del designio de Dios, que encargó al hombre cuidar y cultivar la tierra. Por todo ello gobiernos, empresarios y sindicatos, están obligados a colaborar solidariamente en la consecución de una meta que va más allá de cualquier programa electoral: el trabajo para todos, sin distinción alguna. Entre otras iniciativas hay que estudiar con interés la propuesta de un “Plan Marshall” para los países del sur de Europa que la Confederación Europea de Sindicatos presentará próximamente en Bruselas, para salir de la crisis a partir de una extensa creación de puestos de trabajo.       

Lo más visto