También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Un consenso que debiera ampliarse

La decisión de Mariano Rajoy de rechazar la última sugerencia europea de establecer un contrato único en las relaciones laborales, ha suscitado un llamativo consenso entre partidos, sindicatos y empresarios. No se trata, por supuesto, de ningún acuerdo negociado en el marco de esa corriente social favorable a un pacto de Estado contra el desempleo, sino de una reacción  frente a esta propuesta que a nadie parece encajar. El propio Comisario de Empleo, autor de la sugerencia, ha reconocido que solo había emitido una opinión personal, pero esta excusa no habla a favor de la seriedad que se presupone a los responsables de la Comisión Europea, que han diseñado una severa política de austeridad para que España reduzca su déficit.Precisamete el Vicepresidente de la Comisión, Antonio Tajani, reconocía ayer en los micrófonos de COPE, que la construcción europea está todavía a medio camino y que los sacrificios solo son útiles si conducen al crecimiento. Esta es la batalla que está dando el Gobierno español en Bruselas, después de asumir la obligación de reducir el pavoroso déficit heredado. El consenso espontáneo de ayer contra una propuesta improvisada, viene a reconocer los esfuerzos del Gobierno en sus reclamos a Bruselas. Y aunque una golondrina no hace verano, bueno sería que todo el mundo empiece a darse cuenta de los esfuerzos del Ejecutivo para poner los cimientos de una recuperación económica, que bien merece ampliar el fugaz consenso alcanzado ayer.

Lo más visto