También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Arrancarán como muy tarde en febrero

El Consell firmará en enero el contrato de las obras del colegio Regina Violant de Almassora

La Conselleria de Obras Públicas ha comunicado al Ayuntamiento de Almassora que formalizará el contrato de las obras del colegio Regina Violant el próximo mes de enero, una vez superada la adjudicación definitiva de los trabajos.

Así lo ha trasladado al equipo de gobierno el gabinete de la consellera María José Salvador, que ha confirmado que las máquinas empezarán a trabajar como máximo en febrero. La empresa adjudicataria ha comunicado esta mañana al consistorio que ya ha remitido los avales y el resto de la documentación requerida por la Conselleria de Obras Públicas y trabaja en estos momentos en la oficina técnica “para no agotar el plazo de un mes que ofrece la ley entre la firma del contrato y el inicio de las obras”.   La Generalitat Valenciana ha comunicado de esta forma el calendario que maneja para el inicio efectivo de las obras en el antiguo campo de fútbol de La Garrofera y que supondrá una inversión de 5.169.399,62 euros para las arcas de la Administración autonómica. “La reserva de crédito en los presupuestos de 2016 y la adjudicación de las obras del colegio Regina Violant a la empresa Torrescámara y cía S.A. conllevan, por fin, el desbloqueo definitivo del proceso y el inicio de los trabajos a principios de año”, ha considerado la alcaldesa de Almassora, Susanna Nicolau.   La resolución de la adjudicación, que contempla un plazo de ejecución de 18 meses, tal como estaba previsto en el proyecto, distribuye en dos anualidades la inversión de la Generalitat Valenciana. La Administración autonómica invertirá 4.620.000 euros en 2016, el ejercicio que copará el grueso de la actuación en la antigua Garrofera, y completará la obra en 2017 con un presupuesto de 549.399,62 euros.   El mes de febrero es la fecha límite que baraja la institución autonómica, si bien este departamento y la propia empresa han trasladado al Ayuntamiento de Almassora su intención de acortar los plazos en la medida de lo posible para evitar nuevos retrasos en el inicio efectivo de las obras. “La Conselleria de Obras Públicas es conocedora de las condiciones en las que están alumnos y maestros desde hace cerca de 10 años, por lo que nos ha insistido en que tratará de acelerar el arranque de los trabajos tanto como sea posible administrativamente”, según la concejala de Educación, María José Tormo.   El equipo de gobierno ha exigido, una vez más, la máxima celeridad del proceso para atajar la situación de provisionalidad en la que se encuentra la comunidad educativa desde que se instalaron las primeras aulas prefabricadas en el verano de 2006.