También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La conferencia de Rubalcaba

Los brotes de intolerancia y violencia verbal que se están produciendo en la sociedad española son preocupantes. El día en que la policía detenía a diecinueve personas acusadas de participar en el asalto a la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense, el Rector de la Universidad de Granada tuvo que suspender la conferencia del secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ante el boicot de un grupo de asistentes que pertenecen a grupos antisistema, Stop Desahucios y 15-M. La intolerancia que manifiestan quienes en teoría propugnan modelos alternativos de participación ciudadana revela la verdad de sus intenciones y de sus formas de entender la libre participación y el diálogo público en una democracia. Que este tipo de actos se produzcan en la Universidad ya es de por sí preocupante por lo que supone de falta de respeto al lugar de la verdad, del saber y del diálogo. Es lógico que haya amplios sectores sociales que demanden nuevas formas de participación en la vida democrática. Es comprensible que haya malestar con los partidos políticos mayoritarios. Pero otra cosa muy diferente es que la expresión de ese desasosiego se canalice a través de la violencia. La corrupción y el hermetismo de los partidos no puede alimentar una queja que se exprese de forma instintiva. Estos tiempos duros son tiempos para el diálogo y para la responsabilidad. Cuanto mayor es la necesidad de cambio más urgente y más conveniente es construir: construir relaciones basadas en la verdad, en la estima por el otro, construir alternativas.

Lo más visto