También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
SEVILLA

Con Rafaelillo triunfó el torero, con Castaño la persona

Vibrante fin de feria este domingo en la Real Maestranza con una interesante corrida de Miura. Rafaelillo cortó una oreja y Castaño reapareció con mucha dignidad.
Rafaelillo y Javier Castaño fundiéndose en un abrazo tras romperse...
Rafaelillo y Javier Castaño fundiéndose en un abrazo tras romperse el paseíllo este domingo en Sevilla. EFE

Sevilla echaba el telón a la Feria de Abril con la ya clásica 'miurada' y un gran ambiente en los tendidos del coso del Baratillo. La tarde tenía su miga con un torero en sazón y gran entendedor de los toros de Zahariche como Rafaelillo, la vuelta de Escribano como uno de los protagonistas del suceso de la Feria con el indulto de 'Cobradiezmos' y el regreso a los ruedos de Javier Castaño tras superar un cáncer de testículos. Emotiva fue la ovación que prologó el inico del festejo tras romperse el paseíllo. Ovación de reconocimiento al torero, pero sobre todo a la persona. Castaño recogía el cariño de un público y unos compañeros tras meses de miedos, incertidumbres, de lucha contra el peor toro de su vida, el cáncer. Pero el torero esquivó su embestida y el triunfo estaba ya conseguido al volverse a vestir de luces.Y enfrente, una corrida de Miura que tuvo hasta cuatro ejemplares potables, con su nobleza como nota positiva y la flojedad de remos como lastre para no terminar de ser completos. Más complicados resultaron los dos últimos.Cazaba moscas y reponía una barbaridad el primer Miura cuando tomó los vuelos del capote de Rafalillo. Con poder tomó la primera vara en astado, empujando y agarrándose perfectamente Juan José Esquivel. Rompió con nobleza el toro y lo vio Rafaelillo, que pronto se echó la muleta a la diestra para torear con temple y relajo al toro por ese pitón. Le tiene cogido el sitio el murciano a los toros de la A con asas. Al natural el toro acortaba más sus viajes, pero la firmeza de Rafael obró el milagro y también llegó otra tanda bien hilvanada por este lado. Un pinchazo antes de una estocada corta y tres descabellos dejaron el premio final en una ovación.Con el cuarto se fue a portagayola Rafael. Salió con gran velocidad el de Miura y salvó con soltura el lance el torero. A su altura, el toro se movió sin malas ideas y dejando estar a un Rafaelillo que templó y entendió perfectamente al toro y lo que pedía en cada momento. Se gustó y gustó a unos tendidos que le premiaron con una oreja después de una estocada arriba.El segundo era largo como un tren y le costaba romper a embestir. Le consintió mucho Javier Castaño por el pitón derecho. Grande el esfuerzo del torero, que trenzó la mejor tanda al natural, dando su distancia al toro y aprovechando su inercia. Volvió a la derecha y la faena bajo el nivel. Pinchó antes de agarrar una de las estocadas de la feria. Arriba, de la que salió el toro rodado. El quinto fue el animal de hechuras más armónicas, de manos más recogidas y menor alzada. Sin embargo, también fue el más deslucido. No terminó de romper hacia adelante y siempre buscó la anatomía de Castaño. El leonés volvió a estar asentado y tirando con mando al natural. Muy digno Javier en su triunfo particular.Hasta la puerta de chiquitos se fue Manuel Escribano pra recibir al tercero. Una pintura de Miura que rompió a embestir humillado y con temple. Se arrancó con alegría y empujó en los dos puyazos que tomó aunque ya evidenció que le iban a faltar las fuerzas. Escribano firmó un desigual tercio de banderillas antes de realizar una faena bien compuesta pero de escaso eco. Quería más que podía el toro, lastrado por su blandura de remos. Templó el de Gerena, mejor a derechas, pero el conjunto no rompió. Contundente fue con la espada.Volvió a emprender el camino a la puerta de chiqueros Escribano en el sexto, al que volvió a banderillear con escaso ajuste y reunión. El animal tuvo un par de series potables, pero tras un pase de pecho muy forzado, el de Miura se echó y a partir de ahí ya poco pudo hacer el sevillano.

FICHA DEL FESTEJO

Sevilla, domingo 17 de abril de 2016. 16ª de abono. Lleno aparente.

Toros de Miura, bien presentados, en tipo. De juego manejable los cuatro primeros, con distintos grados de nobleza aunque lastrados por su flojedad de remos. Más complicado el quinto y deslucido el sexto.

Rafael Rubio Rafaelillo, saludos y oreja.

Javier Castaño, saludos y saludos tras aviso.

Manuel Escribano, saludos y silencio.

Lo más visto