También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Con la inmigración no valen demagogias de ningún signo

La Unión Europea estudia las consecuencias del referéndum suizo que pone fin a la libre circulación de ciudadanos europeos. De nada han servido las advertencias de la patronal y los sindicatos suizos sobre las nefastas consecuencias del Sí. No es de extrañar que los nacionalismos populistas de todo el continente celebren el resultado del referéndum, o que en Bruselas se enciendan las alarmas por el ascenso de estos partidos en varios Estados miembros. Ni siquiera Suiza, con una de las poblaciones mejor formadas de Europa, es inmune al discurso del odio al extranjero, incluso en contra de sus propios intereses.Y mientras ayer seguía este debate, el ministro de Interior informaba sobre los dramáticos sucesos de la Playa del Tarajal de Ceuta, en los que murieron al menos 11 inmigrantes. Jorge Fernández dio una explicación convincente sobre la actuación de la Guardia Civil, pero como el propio ministro reconoció, hacen falta cambios en las políticas migratorias europeas para tratar de evitar que se repitan tragedias como ésta. No hay solución fácil, aunque, como principio general, la UE haría bien en tomar nota de su propia respuesta a Suiza. Igual que los suizos no pueden frenar la libre circulación de personas y seguir disfrutando de ventajas comerciales, Europa no puede seguir poniendo trabas a los productos de África, y extrañarse luego de que los jóvenes africanos vengan en masa a buscarse un modo de vida digno.