También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Café científico en la Universidad Loyola

La comunicación positiva puede generar felicidad

Con motivo del Dia de la Felicidad, un investigador de la Universiad Loyola de Andalucía con sede en Córdoba asegura que la comunicación positiva puede influir en la felicidad de las personas

De 

El profesor de Comunicación e investigador de la Universidad Loyola Andalucía, José Antonio Muñiz, ha destacado que  están "intentando demostrar que la comunicación positiva puede tener efectos en la felicidad de las personas". Muñiz ha analizado la importancia de ser feliz y los avances que se han producido en el conocimiento científico en este aspecto durante su intervención en el 'Café Científico Loyola', celebrado con motivo del Día Internacional de la Felicidad. El investigador ha explicado que en junio del pasado año la ONU declaró el 20 de marzo como Día Internacional de la Felicidad y que ello "sirve para reconocer que la felicidad es un objetivo universal, que debe guiar a todos los gobiernos y sociedades". Para José Antonio Muñiz, la comunicación positiva es uno de los agentes que debe conducir a la felicidad, pues "hablamos de una felicidad sustentada en valores, virtudes y fortalezas humanas, y no en aquella sostenida sobre la posesión de bienes, modelo grabado a sangre y fuego en los anuncios publicitarios". En este sentido, José Antonio Muñiz considera que el periodismo tiene mucho que decir en la comunicación positiva y en la transmisión de la felicidad. "Los medios de comunicación deben ser críticos, deben buscar la verdad e investigar la realidad, pero siempre se pueden buscar enfoques positivos a las noticias y buscar informaciones que puedan ayudar a las personas a sentirse mejor", sostiene. En una sesión alejada del 'coaching' o la autoayuda y centrada en investigaciones científicas, José Antonio Muñiz ha tratado de transmitir qué dicen los científicos sobre la felicidad, ya que "hay estudios que sostienen que la felicidad repercute en la salud o que mejora el rendimiento laboral, pero sólo el 40 por ciento de esa felicidad está en nuestras manos, porque el 50 por ciento es genético y el diez por ciento depende circunstancias del exterior".

Lo más visto