También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cómo encontrar el amor en internet

Cada vez más españoles se animan a buscar el amor en aplicaciones y redes sociales

Cada vez más españoles se animan a buscar el amor en aplicaciones y redes sociales

Tenía 27 años, acababa de salir de una relación larga y no tenía ni idea de cómo ligar. Parece mentira, pero en los siete años que llevaba 'fuera del mercado' las cosas habían cambiado bastante.

Un poco perdido y desorientado, me guie por lo que veía en las series y películas. Intenté probar los clásicos: ir a discotecas, a conciertos, al gimnasio...

Pero mi habilidad era nula. Me costaba mucho romper el hielo, no sabía cómo empezar. Me ponía nervioso, temblaba, me sonrojaba. Y en seguida me quedaba sin saber de qué hablar. Un desastre.

Le comenté mi problema a mi amigo Alex, que se le dan bien estas cosas. Y me dio un consejo: "Hazte un Tinder".

¿Qué es TinderUna aplicación para ligar. Te creas un perfil, pones un par de fotos y una descripción sobre ti y ya estás listo. Te van apareciendo perfiles del sexo que te interesa y tú decides: me gusta o no me gusta. Si le gustas a alguien y ese alguien te gusta a ti, la aplicación os pone en contacto. Y empezáis a hablar.

Parecía sencillo, así que me dije: "¿Por qué no?" Me daba un poco de vergüenza, tengo que reconocerlo. Y tenía algunas dudas: "¿No será un poco desesperado? ¿Y si me encuentro a alguna conocida?"

Pero bueno, el tiempo corría y mi situación en ‘el mundo real’ no parecía mejorar. Así que me decidí a crearme un perfil. Primero la foto. No tengo fotos en las que salga bien. No me hago fotos. Primera crisis. Y encima te dicen que hay que poner varias. Madre mía. Dos horas mirando todas las fotos guardadas en el móvil. Ninguna me convencía. Al final, fui a lo fácil. Puse la misma que tenía en el whatsapp y punto. Fase 1 superada. Ahora, tocaba escribir una bio. Esto debía ser más fácil. Se supone que sé escribir, ¿no?

No.

Primer intento. Muy pedante. Segundo. Muy aburrido. Pues nada, no pongo nada. Y me hago el interesante. Hala, ya está. Perfil creado.

Con mucha atención empecé a mirar los perfiles de las chicas que me aparecían. No le daba ‘me gusta’ así a lo loco, no. Seleccionaba. Esta sí, esta no... Pero pasaban los días, y nada. Ni un match.

Algo hacía mal. Así que le pedí consejo a Alex: “Tienes que tener una frase de perfil corta. Y las fotos tienen que mostrarte haciendo cosas que te guste hacer. Y sobre todo, nunca hay que mentir. Sé tú mismo”.

Le hice caso, y por fin conseguí mi primer match. Con toda la ilusión le escribí a la chica:

“Hola!”

...

...

No hubo respuesta. Así que volví a preguntar a Alex:

-"¿Tú qué les dices?"

-"Dependiendo de las fotos que tenga, suelo entrar con algo que tenemos en común. No sé, alguna cosa graciosa".

Me da a mí que ser gracioso no es lo mío. Así que me tuve que dar por vencido. No iba a encontrar el amor en internet.
 

Historias de amor en internet


Pero sabía que otros sí lo habían logrado. Por ejemplo, Lucas, un chico de 24 años que conoció a su novia precisamente en Tinder. Una mañana de domingo consultó el móvil y buscando, buscando, hizo match, casi sin querer, con Isabella, una chica australiana: "Hay veces que prestas un poco atención a las personas que vas eligiendo y esta…pues una más que me pareció. Pero cuando empezamos a hablar, me encantó. Muchas veces la gente está ocupada y tarda horas y días en responder. Pero en este caso, la que ahora es mi novia estaba muy pendiente del móvil en ese momento y desde el principio noté que había muchísima química".

 “Se puede encontrar el amor. Yo he conocido a la persona que considero la adecuada para mí”.

Por eso, Lucas lo ve claro. Se puede encontrar el amor en Tinder: “No tengo ninguna duda. Tengo amigos que no lo creen. Pero yo he conocido a la persona que considero la adecuada para mí”.

Pero además de en las aplicaciones creadas específicamente para ligar, también se puede encontrar el amor en redes sociales que, como Twitter, están pensadas para otra cosa.

Allí conoció a su novio Mónica. Ella se creó un perfil para hablar de su gran afición, el fútbol. Y empezó a seguir y a ser seguida por muchas personas que compartían su pasión. Entre ellos, Chimo. “Siempre me cayó muy bien. Primero fuimos amigos y ya llevábamos casi dos o tres años hablando cuando empezamos a notar que ya podía haber una historia”.

Ese proceso de años, permitió que se conocieran bien: “En internet vas poco a poco y cuando das el paso (de verte cara a cara) ya conoces bastante de esa persona. Y ya sabes lo que te vas a encontrar”.

Ese momento de ‘desvirtualizarse’, de conocerse en persona, puede dar nervios a veces, pero ella siempre ha tenido buenas experiencias: “Tanto en el caso de mi novio como en el caso de amigos, nunca me he llevado ninguna decepción. Muchos son hoy amigos como cualquiera que conoces en otro contexto”.

"En internet vas poco a poco y cuando das el paso de verte cara a cara ya conoces bastante de esa persona".

Vale, igual lo estás pensando. Álex, Lucas, Mónica…todos jóvenes, veinteañeros. ¿Hay sitio para el amor en internet para personas más mayores? Juan, con casi 60 años, decidió hacerse un perfil en Badoo. Después de hablar con un par de mujeres con las que la conversación no fluyó, se encontró con Rocío, siete años más joven que él. Empezaron a hablar y, cuando se dieron cuenta, se escribían ya todos los días. Así que un día, Juan se animó y la invitó a ir a un concierto con él. Ahora llevan dos años y medio juntos.

Las estadísticas dicen que uno de cada cuatro españoles ha buscado alguna vez pareja en internet. Y como hemos visto, muchos la han encontrado.

Aunque yo me temo que no voy a estar entre ellos.

Lo más visto