También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Una experiencia estética de subyugante belleza

Cirque du Soleil: Mundos lejanos

Singular producción cinematográfica en 3D estereoscópico

Cirque du Soleil: Mundos lejanos (Cirque du Soleil: Worlds Away) ***

Público recomendado: Todos

 Creada en 1984 por los ex artistas callejeros Guy Laliberté y Daniel Gauthier, Cirque du Soleil —en español, Circo del Sol— es una empresa canadiense de entretenimiento, con sedes en Quebec y Montreal, que se define a sí misma como un “montaje dramático de artes circenses y esparcimiento callejero”, con un “enfoque teatral basado en los personajes y en donde no se usan animales en el espectáculo”. Después de casi tres décadas de éxito internacional, Cirque du Soleil ofrece 22 espectáculos de tres tipos: los que forman parte de un tour que recorre varios países —divididos, a su vez, entre los que se llevan a cabo en una arena o los que se realizan en una carpa—, los que tienen carácter de residentes —que solamente pueden ser escenificados en un edificio especialmente adecuado para cada función— y finalmente los que se realizan en un proscenio o se dan por temporadas. En 2010, Cirque du Soleil contaba con más de 4000 empleados en más de 40 países, y tenía unos ingresos anuales en torno a los 800 millones de dólares canadienses. Ahora, amplían su oferta a la salas de cine con “Cirque du Soleil: Mundos lejanos”, singular producción cinematográfica en 3D estereoscópico, escrita y dirigida por el neozelandés Andrew Adamson (“Shrek”, “Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario”, “Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian”), y producida por el canadiense James Cameron (“Terminator”, “Terminator2”, “Titanic”, “Avatar”).

La sinopsis oficial señala: “Una joven pareja separada debe viajar a través de los increíbles mundos de ensueño del Cirque du Soleil para reencontrarse. El público tendrá la oportunidad de sumergirse en la tecnología 3D que le permitirá saltar, planear, nadar y bailar junto a los artistas”. Y eso es la película: un apabullante espectáculo audiovisual en el que la hipnótica música new age de Benoit Jutras ilustra una generosa selección de los números circenses más recientes del Cirque du Soleil —sobre todo de sus shows residentes en Las Vegas—, sólo hilvanados por las andanzas de la melancólica Mia y su amado Aerealista tras ser engullidos por la arena de un circo a la vieja usanza y verse trasportados a mundos alucinantes.

Como en todos los espectáculos del Cirque du Soleil, el tono de la trama es culto, sofisticado, naturalista, sensual, recargado y un punto neopagano, de modo que quizás resulte pesado, cargante o empalagoso para ciertos paladares. De todas formas, la agilísima cámara de Adamson saca el máximo partido a los impactantes efectos tridimensionales que le permiten los impresionantes decorados de las diversas escenas y las espectaculares acrobacias de los cientos de artistas que entran y salen, siempre con coreografías resueltas con milimétrica perfección. Queda así una experiencia estética de subyugante belleza, ciertamente barroca y no demasiado profunda en sus planteamientos de fondo, pero que rinde un emotivo homenaje al circo en todos sus estilos —clásicos y modernos— y muestra las enormes posibilidades del 3D estereoscópico. 

 

Jerónimo José Martín

 

Ficha técnica:

Cirque du Soleil: Worlds away. 

Dirección y guion: Andrew Adamson

USA, 2012

 Duración: 91 min. 

Género: Fantasía.

Lo más visto