También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Cataluña en su laberinto

  • cope.es
  • cope.es

Artur Mas no quiso convocar unas elecciones autonómicas sino un referéndum. Ha perdido el referéndum que no fue, y ha obtenido un resultado en las autonómicas que le hace muy difícil sino imposible gobernar. Su lista unitaria le ha dejado en manos de la CUP, una formación de izquierda radical que no va a apoyar la declaración de independencia ni su investidura.La lista de Junts pel Si tiene una composición tan heterogénea que será muy difícil acordar políticas. Muchos de sus diputados son de ERC, que  ha funcionado en la última legislatura como aliado pero también como oposición. Mas se ha quedado sin partido y sin grupo parlamentario.Desde que Mas apostara por lo que llamó un proyecto de transición nacional, se ha vivido una situación de inestabilidad en la que la izquierda, cada vez más radical, ha ido marcando de forma creciente la agenda política. Los dos escenarios que se abren son muy complejos. Si Mas intenta gobernar, habrá una situación agónica con una legislatura corta. Si al final acepta su fracaso y se retira, entrega el Parlament a la izquierda independentista. Son perspectivas muy negativas.Una vez que quede claro que no es posible seguir adelante con el proceso de independencia, quizás fuera conveniente volver a las urnas. Sólo unas  elecciones autonómicas, en las que cada cual se presente como lo que es, puede clarificar las cosas.  

Lo más visto