También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 14/03/2013

"?casi al fin del mundo"

De 

Desde México hasta la Patagonia, pasando por el Caribe y la América que habla portugués, viven casi cuatrocientos millones de católicos. Su realidad es diversa, porque América Latina es un mosaico, pero todos ellos comparten fortalezas comunes: una profunda devoción mariana, una rica cultura cristiana arraigada en el alma del pueblo, el fervor religioso o la naturalidad con la que socialmente se expresa la fe, el compromiso de los laicos o el profundo sentido de pertenencia a la comunidad eclesial. Los retos de los católicos latinoamericanos, amenazados como sus conciudadanos por el peso de las desigualdades y las injusticias socioeconómicas son, sin embargo, muy similares a los del catolicismo que camina por Europa y la América del norte: olvido de Dios, cuando no desprecio, secularización y amenazas contra la familia. En este panorama América Latina tiene algo muy valioso que aportar: fervor espiritual, la alegría propia de la Fe, un catolicismo aquilatado en la privación y la adversidad y un profundo sentido de familia.  El Papa Francisco conoce bien a esta Iglesia y su compromiso misionero. Él fue quien presidió el Comité de redacción del documento final de Conferencia de Aparecida. Y eso hará que, de primerísima mano, el nuevo Papa pueda incorporar a la Nueva Evangelización que compromete a la Iglesia Universal, los gozos y las tristezas, las esperanzas, y las fortalezas del catolicismo latinoamericano.

Lo más visto