También en directo
Ahora en vídeo
Mas de 130.000 personas recibieron ayuda

Cáritas Diocesanas presentó 'los números con rostro' del año 2013

Cáritas Diocesanas de Jaén atendió en 2013 un total de casi 35.000 personas en la provincia, cifra que aumenta considerablemente, hasta las más de 130.000, si tiene en cuenta el número total de los que a su alrededor se beneficiaron de esas ayudas. El año pasado prestó más de 245.000 ayudas, lo que supuso un incremento de más de 100.000 con respecto a 2012, en un periodo en el que se notó la mala cosecha de aceituna que acentuó la crisis general.

De 

Así lo refirió el director de la organización, Rafael López Sidro, en la presentación del balance 'Números con rostro' sobre su actividad, un acto en el que también han participado el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo; el delegado de Cáritas, Juan Raya, y el vicario de Comunicación, Antonio Garrido. Raya expresó su preocupación por la "fractura social" y la "desigualdad" que se están asentando con "gente que se va quedando atrás", ante lo que ha que ha valorado el trabajo para tratar de dar fuerza al “tesoro más importante que tenemos y que no son otros que los 1.500 voluntarios que trabajan en las distintas Cáritas de toda la provincia”. López Sidro, precisó por su parte, la atención de más de casi 35.000 personas, 4.000 más que en 2012, por lo que “se observa una cierta estabilización en el volumen de quienes demandan ayuda, pero, a la par, una mayor cronicidad de la pobreza”, ya que si antes se atendía a una familia al mes, “este año han sido tres o cuatro veces y eso ha supuesto un incremento enorme del número de ayudas y de intervenciones". En cuanto al tipo de ayudas, destacan las destinadas a alimentación, que suponen el 27 por ciento del gasto, con más de 1,3 millones de euros, y las destinadas a acogida y asistencia, con casi 770.000 euros para cuestiones básicas como recibos de alquiler, agua o luz, ropa o gastos sanitarios. También se ha detenido en la labor en materia de drogodependencia, donde prácticamente se duplicó el gasto de unos 60.000 euros en 2012 a los 112.000 del año pasado. El director de Cáritas Diocesana ha cifrado en unos 8.000 euros mensuales los dedicados a estos tratamientos y ha alertado de que "hacía mucho tiempo" que no se veían estos números, algo que también ha atribuido a la incidencia de la crisis. Junto a ello, ha valorado la ampliación de programas, como el de mayores, mejorando su atención también a domicilio, o el de personas sin hogar, para los que, además del Hogar de Santa Clara de Jaén, se ha creado un equipo de voluntarios que atiende a quienes "no quieren ir a ningún lado, pero también necesitan ayuda", en la capital unas 52 personas aproximadamente. En total, Cáritas Diocesanas de Jaén tuvo un gasto superior a los 4,9 millones de euros, casi 240.000 más que en 2012, según ha concretado López Sidro, quien ha valorado el logro de reducir los dedicados a gestión y administración hasta la "cifra absolutamente inaudita" del 3,3 por ciento. Con respecto a los ingresos, fueron de algo más de 4,4 millones de euros, de manera que cerró 2013 con un déficit de 440.811 euros, si bien ha matizado que las ayudas públicas no se han recibido en su totalidad y, de haber sido así, el resultado habría sido un saldo positivo cercano a los 200.000 euros, ya que deben unos 600.000 euros. Cabe destacar, asimismo, que los recursos privados, procedentes de colectas, donativos, donaciones y socios, han bajado cinco puntos, pero siguen siendo mayoría, el 55,7 por ciento. Se han visto compensados, no obstante, por el incremento de aportaciones de entidades privadas como fundaciones. El director de Cáritas Diocesana ha agradecido que "hay mucha gente todavía dispuesta a dar" y ha hecho un llamamiento para que siga siendo así: "Pero no nos olviden, porque la crisis no se resuelve pasado mañana y nuestra provincia tiene muchísimas necesidades", ha apostillado.  Por su parte, el obispo de la diócesis, ha mostrado su satisfacción por la labor organizativa con un ínfimo gasto de gestión, “ya que en Cáritas damos lo que nos dan y los recursos no se utilizan para gestionar”,  destacando que en ese sentido sólo se utilice algo más de un 3% “cuando en otros lugares se puede llegar hasta el 20%”. Ramón del Hoyo, comentó al respecto, “que llegamos hasta donde podemos llegar, pero sí sería necesario una mayor implicación de las instituciones públicas para ayudar al que verdaderamente lo necesita”.

Lo más visto