También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Caparrós estará en el banquillo ante la Real Sociedad

Crónica de la situación y análisis del Mallorc, por Jordi Jiménez. 

6 puntos de 48 posibles, 16 jornadas seguidas encajando goles, la peor racha de la historia jugando como local en primera, a tres puntos de la permanencia, tres partidos seguidos encajando tres goles. Así está el Mallorca entrenado por Joaquín Caparrós, y diseñado por Serra Ferrer, presidente en funciones, vicepresidente, director deportivo y accionista con el mayor porcentaje de acciones. Serra ha confirmado que Caparrós estará ante la Real Sociedad: "Si no hay nada que se lo impida, porque su salud no esté bien, estará en el banquillo. No hablamos de ultimátums, hablamos de darle tranquilidad, seguridad a todo el entorno, incluído el cuerpo técnico". Pero ¿qué ha pasado en el Mallorca?, ¿cuándo empezó el hundimiento?, porque el Mallorca lleva cuatro meses sin ganar en casa, no es un mal día en la oficina, no se trata de una mala racha, son defectos permanentes, males crónicos. Un equipo que en el ideario Caparrós debería basar su fortaleza en el aspecto defensivo y sin embargo es de los más goleados de primera. El entrenador no tiene el equipo que necesita su ideario, y él ha pretendido jugar siguiendo su modelo, no lo entiende de otra manera. Hasta ayer no se había visto al Mallorca dando dos o tres pases seguidos. Ante el Málaga sí, pero sus mal balance defensivo volvió provocar una nueva derrota. Caparrós no ha dado con la tecla, su pragmatismo no ha encontrado muchos adeptos en el vestuario, aunque no se puede discutir la voluntad de los jugadores. Ante el Málaga los bermellones jugaron mejor que nunca con el balón, pero sin él siguieron siendo un equipo muy vulnerable. Caparrós es una víctima más de una desastrosa planificación deportiva. Serra Ferrer ha sido incapaz de sustituir los jugadoes que abandonaron el equipo en verano, especialmente en la defensa. La pregunta es por qué Serra aguanta a Caparrós. Serra Ferrer no quiere prescindir de un técnico de la experiencia de Caparrós, primero porque le costaría mucho dinero al Club, el cuerpo técnico cobra 2.3 millones de euros, en segundo lugar porque Serra y sus consejeros afines siempre dijeron que Caparrós era un lujo de entrenador para el Mallorca ("con él hemos comprado la permanencia" dijo el hasta hace poco presidente Jaume Cladera) y en tercer lugar porque Caparrós ha hecho de propagandista de Serra Ferrer, ha loado la gestión del director deportiv y vicepresidente, además de atizar a los consejeros no afines a Serra Ferrer. Quién se lo iba a decir a dos entrenadores que estuvieron en guerra en Sevilla, uno en el banquillo del Betis y otro del Sevilla, pero ya se sabe que el fútbol, como la política, provoca extraños compañeros de cama.