También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Mañana de COPE

El caos en el Valle de Arán: "dan ganas de ponerse a llorar"

El Pirineo leridano regresa poco a poco a la normalidad tras las intensas lluvias de los últimos días. Ahora comienzan las labores de desescombro y limpieza de la zona.
El río Garona a su paso por la localidad de...
El río Garona a su paso por la localidad de Casarit (EFE)
  • cope.es
  • cope.es

David Torres, alcalde de Artíes, ha relatado en los micrófonos de COPE cómo está la situación en el corazón del Pirineo leridano. "Las cosas están mejor esta mañana. Los niveles de agua han bajado, los vecinos están acudiendo a ver cómo han quedado sus viviendas aunque el panorama es desolador porque ves cómo ha quedado el pueblo y dan ganas de ponerse a llorar".

Ahora arrancan las tareas de limpieza y desescombro. "Estamos evaluando los daños, desescombrando y limpiando un poco". En cualquier caso las comunicaciones no están del todo reestablecidas.

La crecida del río Garona por la lluvia y el deshielo ha sido más fuerte de lo esperado y ha obligado a  cerrar las carreteras principales, lo que ha provocado cortes eléctricos y el desalojo de varios centenares de vecinos.

Las fuertes lluvias -115 litros en 24 horas en Viella- y el deshielo de la gran cantidad de nieve acumulada este invierno ha provocado un importante aumento del caudal de los ríos Garona, Noguera Pallaresa y Noguera Cardós, que se han desbordado en varios puntos y han obligando a desalojar las viviendas situadas cerca de su caudal, que ha ganado terreno a la tierra. Los cámpings de la zona también han tenido que ser desalojados, aunque muchos no estaban aún abiertos, al no haber llegado aún la temporada de verano. Lo mismo ha pasado con los hoteles. El casco viejo del pueblo de Viella, capital de la comarca del Vall d'Aran, ha quedado inundado y sus vecinos han tenido que ser desalojados de sus casas.

La mayoría de los desalojados han pasado la noche en casa de familiares y amigos, y solamente una minoría -gente de fuera de la comarca sobre todo- han tenido que ser alojados en hoteles o albergues que no han sufrido daños.

Escucha aquí la entrevista completa a David Torres.

Lo más visto