También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Hoja de ruta

El camino hacia el nuevo Papa

La Iglesia Católica está en Sede Vacante desde el pasado jueves a los ocho de la tarde tras el adiós oficial de Benedicto XVI. A partir de ahora comienzan unos días de preparativos que culminarán en la celebración del cónclave donde se elegirá al nuevo Sumo Pontífice.
Última reunión de Benedicto XVI con los Cardenales. Reuters
Última reunión de Benedicto XVI con los Cardenales. Reuters

De 

La primera cita importante dentro de la Sede Vacante tendrá lugar el próximo lunes 4 de marzo a las nueve y media de la mañana. En este momento se celebrará la primera Congregación de Cardenales preparatoria del cónclave para elegir al sucesor de Benedicto XVI. En esa primera reunión los Cardenales comenzarán a debatir los problemas de la Iglesia y soluciones y cada uno perfilará cuál puede ser su candidato a Papa.Las reuniones se prolongarán varios días, hasta que estén todos los electores y se elija la fecha del cónclave. Esta cita no se conocerá el próximo lunes ni muy probablemente el martes, así que será a partir del miércoles cuando pueda conocerse la fecha del cónclave. Aunque no hay nada preestablecido: será cuando los Cardenales lo decidan. Estas Congregaciones Generales pueden incluir votaciones secretas si la materia lo requiere.La normativa vaticana establece que el cónclave debe comenzar entre 15 y 20 días después del inicio de la Sede Vacante, con el objetivo de permitir a todos los Cardenales del mundo acudir a Roma. Pero el pasado 25 de febrero, Benedicto XVI dio libertad a los Cardenales para que pudieran anticipar el próximo cónclave con la aprobación de un "motu proprio" (documento papal).Estas Congregaciones de Cardenales serán el día a día hasta que se fije la fecha del cónclave. Hasta entonces, según ha explicado en La Tarde la corresponsal de Cope en Roma, Paloma García Ovejero, cada Cardenal se hospeda donde tiene costumbre de hospedarse cuando vienen a Roma. En el caso de los españoles, lo hacen en Colegio Pontificio de San José, donde viven los Sacerdotes españoles que estudian en Roma, o en Montserrat, la Iglesia Española en la ciudad italiana. Ahí estarán hasta horas antes del cónclave, cuando se trasladarán a la Domus Santa Marta, un edificio dentro de los muros vaticanos, al lado de la Basílica. En ese lugar viven durante el años Sacerdotes que trabajan en el Vaticano, sabiendo que si hay cónclave tienen que desalojar. De hecho ya han limpiado la casa, se está limpiando y adecuando para alojar a los Cardenales. Las habitaciones se reparten a sorteo y el personal de servicio tiene obligación de secreto, si alguien filtrase alguna información quedaría automáticamente excomulgado.Los Cardenales electores son 115, aquellos menores de 80 años. El resto de Cardenales, hasta los 207 que conforman el Colegio Cardenalicio, no pueden votar pero si pueden ser elegidos Pontífice. Eduardo Baura, profesor de Derecho católico y consultor de la congregación para los Obispos, ha explicado en La Tarde cómo se realizará el cónclave. “El primer día hay una sola votación y el resto cuatro, dos por la mañana y dos por la tarde. Es necesario que el elegido obtenga como mínimo dos tercios de los votos, algo más de 70 Cardenales”, ha dicho.Cuando las votaciones son negativas, ninguno consigue los dos tercios, se queman las papeletas de la votación, ya que es secreta y personal. Se queman con un elemento químico para que el humo sea negro, la conocida como fumata negra. Cuando hay un elegido y éste ha aceptado, se queman con otro producto para que el humo sea blanco, lo que recibe el nombre de fumata blanca. Como el tema del humo a veces es algo confuso, ha explicado Eduardo, se tocan además las campanas de San Pedro, entonces hay la seguridad de que Habemus Papam.

Lo más visto