También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Rubalcaba en COPE

"Cambiar la Constitución es una forma de abordar el problema"

Alfredo Pérez Rubalcaba en una imagen de archivo. PSOE
Alfredo Pérez Rubalcaba en una imagen de archivo. PSOE

"Hoy tienen un día difícil el señor Mas, que tiene que pasar a su segunda votación de investidura", porque "lo que está pasando tiene bastante que ver con esta investidura. Estas contorsiones que ha hecho el señor Mas, que nunca dijo que iba a hacer antes de las elecciones, lo digo porque como se llenan la boca para hablar del mandato democrático, me pregunto ¿qué mandato?". "No le oí jamás al señor Mas hablar de independencia exprés ni de incumplir la ley, no se lo oí a nadie de Junts Pel Sí decir esto en la campaña electoral. Quien tiene un día angustioso hoy es el señor Mas, que además acabará angustiosamente porque, o no sale investido, o sale investido en un situación verdaderamente patética, porque estás en manos de una fuerza que es el 8% del Parlamento catalán". Ese partido, la CUP, "es una fuerza antisistema con la que se supone que uno tiene que obstruir un sistema. Es paradójico". Este es el diagnóstico del exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha enumerado durante una entrevista en 'Herrera en COPE' "varias anomalías democráticas": - "La primera es que un parlamento diga que va a incumplir la ley que fundamenta su legitimidad, porque el Parlamento catalán tiene su origen en la Constitución y en la leyes que ahora dice que quiere incumplir, eso incluye el Tribunal Constitucional". - "La segunda anomalía es la que vimos el otro día, se pusieron de acuerdo en una hoja de ruta para romper con España y vemos que luego al día siguiente no fueron capaces de ponerse de acuerdo para un Gobierno que se supone que tenía que diseñar la hoja de ruta para mejorar las escuelas, los hospitales y el dato del desempleo en Cataluña". - "Y la tercera, que es la que dará al traste con todo este proceso, es que está mandando en el Parlamento catalán, y por tanto está dirigiendo la sociedad catalana en este momento, un partido que es el 8 por ciento, además un partido anti todo. Esto no es posible, no ha ninguna sociedad madura que se deje dirigir por un partido que ya dijo la noche electoral que su leitmotiv era incumplir las leyes estatales". "Algo que se está cumpliendo -continúa Rubalcaba-, algo que el Parlamento catalán está siguiendo rigurosamente porque, como digo, todo esto tiene su sentido, que Mas sea presidente. Y si no lo es, esto parará, porque él dijo en el debate que si no hay presidente no habrá proceso". Y "si sale elegido, cosa que yo no descarto en absoluto, es verdad que esta situación delirante seguirá adelante y puede haber más incidentes en el recorrido". Y ante este diagnóstico de lo que está sucediendo en Cataluña en los últimos meses con el órdago independentista, el exministro del Interior apunta que "el Estado no puede permanecer insensible ante el incumplimiento de las leyes, porque son lo que dan sentido a la democracia y al Estado de Derecho. El Estado tiene que cumplir la ley, lo va a hacer y lo está haciendo". A su juicio, "la actitud del Estado ha sido prudente, y cuando hablo del Estado me refiero al presidente del Gobierno y a los partidos de ámbito nacional". "La palabra que más se ha escuchado estos días en los dirigentes políticos ha sido la palabra proporcional, que creo que es inteligente, además de prudente", destaca Rubalcaba."Los independentistas han cometido un error, porque por primera vez han optado por una actitud tan drástica, tan radical, que creo que hay mucha gente que no les va a seguir", considera el exsecretario general de los socialistas, puesque que "dentro de este 47% que votó sí a las posiciones de Junts Pel Sí, hay mucha gente que yo llamo independentistas tácticos, que lo que quieren es jugar con la independencia para conseguir el mejor estatus posible para Cataluña, pero que finalmente sabe que la independencia no es posible. Esta gente no está dispuesta a saltar al precipicio, a seguir a alguien que lo que les dice es que va a incumplir la ley, que va a crear un ley nueva para desconectar". Desconectar, según Rubalcaba, "por ejemplo, el sistema de la Seguridad Social. Esta es otra cosa del mandato. ¿Alguien les dijo a los pensionistas catalanes que estaban pensando en hacer una ley para desconectar el sistema de la Seguridad Social, sus nóminas del Estado?". Y ante esto, insiste, "el Estado debe ser prudente para que esta gente, que hoy estará diciendo “Dios mío, dónde me meten estos”, pues no vean reforzada su posición por actitudes poco proporcionadas. Por eso me da la impresión de que se está haciendo bien, con prudencia y proporcionalidad". Tras el diagnóstico, Rubalcaba ha ofrecido el que sería su tratamiento para solventar el problema catalán: "Cambiar la Constitución"."Sí creo que hay que cambiar la Constitución", porque "es una forma de abordar el problema de Cataluña, o por lo menos de abordarlo, y de otras comunidades autónomas, porque es verdad que el Estado autonómico tiene sus deficiencias", a pesar de haber "funcionado bien" y mejorar "la vida de los españoles".Y "hay que hacerlo ya, porque esta situación es insostenible en muchos extremos". Dentro de esa reforma "hay que encontrar un ámbito de diálogo con Cataluña para recuperar normas de convivencia, que en este momento están cuestionadas". Rubalcaba cree que "la mayoría en Cataluña está por seguir siendo parte de España, pero le gustaría que cambiaran algunas reglas del juego", por lo que los cambios "lo teníamos que haber hecho hace dos años". "Se lo propuse a Rajoy varias veces en el Congreso de los Diputados, y creo que si hubiésemos hecho una oferta estaríamos mejor". "Una oferta para mejorar la forma de seguir juntos" y que contemple la posibilidad de "votar juntos". "Vamos a votar una Constitución y luego Cataluña va a votar un Estatuto en el marco de esa nueva Constitución, que no es darle la vuelta a todo, sino cambiar algunos aspectos para mejorar las normas de convivencia entre Cataluña y el resto de España", mantiene Rubalcaba. "Es la solución que quiere la mayoría de los catalanes y, bien gestionada, la que querría la mayoría de los españoles". Pero esto, ha querido dejar claro, "no significa la autodeterminación. No existe ningún Estado en el mundo que establezca la posibilidad de fracturarse. El derecho autodeterminación pertenece a otra lógica distinta de los procesos de descolonización". Aunque "hay quien lo propone, pero luego a ver quien lo defiende en La Rioja, porque si hay derecho de autodeterminación, lo hay para todos. La colección de inventos que estamos viendo estos días... a mi alguno me parece penoso". "Estoy de acuerdo en cambiar la Constitución", reitera, pero "con un sentido federal, hacerlo con diálogo, con consenso. Y lamento que Mariano Rajoy no me hubiera hecho caso, porque estaríamos en una situación mejor en este momento".Cuestionado sobre qué más se le puede dar a Cataluña, Rubalacaba ha explicado que "se hizo un Estatuto que votaron las Cortes Generales y que votaron los catalanes" y que "desgraciadamente, una parte de ese estatuto, pequeña, el TC dijo que no era constitucional". "Esto hace que muchos catalanes digan 'yo voté y al final me encuentro que aquello que yo voté, que era forma que yo quería vivir con España, me dicen en el TC que no vale'. Ahora nos pueden decir que porqué no se cambia la Constitución que recoja aquellos aspectos que habíamos acordado que permitirían una mejor convivencia". "Hay algunos aspectos del Estatuto que son constitucionales que igual merece la pena que aparezcan en la Constitución", indica el dirigente socialista. Rubalcaba sostiene que frente al debate que quieren los independentistas, "o me voy o me quedo", el debate que "al Estado le interesa que se dé en Cataluña sea o me voy o me quedó de una manera distinta y acordada", por lo que "si el debate es ese, los que queremos seguir viviendo juntos ganaremos". "Tenemos que ofrecer algo a cambio", insiste Rubalcaba, y "se me ocurre, de entrada, que lo que podíamos hacer es rectificar este procedimiento, que es verdad que estaba en la Constitución, porque la Constitución no previó esta situación de que alguien pudiera votar y que luego el Tribunal dijera que lo que habían votado no era correcto. Lo cual ciertamente es una situación difícil". Otra causa que ha atribuido Rubalcaba a la situación actual en Cataluña es "el no, no, no", que "lo que ha hecho es aumentar el número de independentistas". "Si el Estado hubiera tenido la inteligencia política de ofrecer una alternativa, cumpliendo las reglas del juego y acordándolo los grandes partidos como le ofrecí a Rajoy, ahora estaríamos en una disposición distinta". Pero "ahora lo que hay que hacer es lo que estamos haciendo. Afrontar esta situación con unidad, defendiendo la ley, con firmeza. Y sabiendo que al final habrá que dialogar y hacer que ese diálogo sea posible y no quebrarlo para muchos años".PAPEL DEL PSCRubalcaba ha recordado sus discrepancia con el PSC en “el tema del derecho a decidir, y mantuvimos la discrepancia todo el tiempo que fue secretario general”, admitiendo que “el PSC ha tenido una situación muy difícil, porque es verdad que había un porcentaje muy alto de catalanes que quería ejercer su derecho a decidir, porque este debate nunca lo hemos abordado a fondo y bien, lo hemos dejado pasar y al final acabas perdiéndolo”. Pero sostiene que “el PSC es un partido clave, que ha sido el nexo de unión entre las distintas formas de sentirse catalán y el nexo de unión con España”. “Es la primera víctima de este proceso de soberanismo radical que estamos viviendo, pero confío en que vuelva a recuperar peso, el día que lo recupere, a España le irá muchísimo mejor, porque es un partido que hace de unión entre el catalanismo político y el resto de España, y siempre ha estado a favor de la unidad de España”, ha dicho el exdirigente socialista."Cambiar la Constitución es una forma de abordar el problema"

Lo más visto