También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El calvario de Mariam Ishag

De 

El calvario que desde hace casi dos años venía padeciendo la cristiana sudanesa Mariam Ishag, parece tocar a su fin. Esta joven doctora fue detenida en agosto de 2013 en Jartum y condenada a morir en la horca cuando ya estaba embarazada de ocho meses, tras ser acusada falsamente por unos familiares de apostasía, un “delito” castigado con la muerte en Sudán. Previamente fue castigada a cien latigazos por considerar el tribunal que además era culpable de adulterio por estar casada con un cristiano. Sin embargo, hija de un musulmán y una cristiana, Mariam nunca se consideró musulmana al haber sido educada por su madre en su propia fe, a la que no ha querido renegar a pesar de las presiones del tribunal.Como consecuencia de la conmoción que el caso ha suscitado en el mundo, el tribunal decidió anular la sentencia este lunes pasado. Veinticuatro horas después cundía de nuevo la alarma al ser detenida con su marido y sus dos hijos en el aeropuerto de Jartum cuando se disponían a abandonar el país, aunque pocas horas después era puesta en libertad por segunda una vez, una vez comprobados sus documentos. Estos hechos revelan la ausencia total de libertad religiosa en la mayoría de los países islámicos, aunque no en todos se aplique al pie de la letra la “sharía”, como ocurre en Sudán. Esperemos que Mariam y su familia puedan vivir definitivamente libres y seguros. Su dramática aventura debe servir para abrir los ojos a la terrible situación que atraviesan los cristianos en tantos lugares de la tierra. Por cierto, ¿dónde estaban los colectivos progresistas españoles a la hora de defender a Mariam? 

Lo más visto