También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

¿Buenos tiempos para la India?

Las altas expectativas que ha desatado el arranque de la presidencia de Narendra Modi en la India son sólo comparables al temor que despertó días antes su elección al frente del Gobierno de este gigante de 1.200 millones de personas. Modi era considerado un nacionalista hindú radical, afín a organizaciones extremistas que en los últimos años han protagonizado terribles persecuciones contra ciudadanos cristianos y musulmanes. Pero en las últimas semanas, ese mismo Modi se ha presentado ante los electores como un líder pragmático. Los indios le han dado un apabullante victoria con el mandato claro de sacar al país del estancamiento económico y  poner coto a la rampante corrupción. Y a tenor de sus primeras actuaciones, ésa va a ser su línea de acción. La mayor sorpresa esta semana ha sido la presencia en Dehli de Nawaz Sharif. Nunca antes había asistido un jefe de gobierno de Pakistán a la toma de posesión de su homólogo de la India, el país archienemigo. El mundo respirará más tranquilo si estas dos potencias nucleares avanzan hacia la paz, lo cual permitiría además liberar ingentes recursos para combatir la pobreza y modernizar la economía, de modo que los jóvenes no se vean obligados a emigrar. Si además Modi cumple su palabra de respetar a las minorías, habrá que reconocer que era verdad su eslogan de campaña de que «se avecinan buenos tiempos para la India».

Lo más visto