También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

«Es bueno que tú existas»

«¿Podré ser feliz con un hijo inesperado? Así arranca el manifiesto “Es bueno que tú existas”, presentado ayer en Madrid por el movimiento eclesial Comunión y Liberación. Se trata de una valiosa contribución al debate público en plena sintonía con la línea marcada por el Papa Francisco en la defensa de la vida, y que, sobre todo, obliga a aterrizar en la realidad cotidiana. «Cuanto más se subraya abstractamente el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo», denuncia el manifesto, «más se la abandona» a su propia suerte en las dificultades o ante las presiones que tantas embarazadas sufren por parte de sus parejas o en sus trabajos.El problema no es sólo el cruel exterminio del niño concebido, trágica suerte que han corrido dos millones de seres humanos en España desde 1985. Una sociedad que no ofrece a la embarazada con problemas otra alternativa que el aborto demuestra un total desprecio por el valor de la vida y por las heridas que un acto de esa naturaleza deja en la mujer. Frente a eso este manifiesto pide más solidaridad hacia estas mujeres, como han pedido los obispos españoles en la estela del papa Francisco. Se trata de encontrar soluciones a sus problemas, pero también de ir construyendo una auténtica cultura de la vida. Para quien se ha sentido amado y apoyado, cambia la perspectiva. Puede entonces mirar al otro que se cruza en el camino, ya sea un anciano enfermo o un hijo inesperado, no importa en qué circunstancias, y decirle: «Es bueno que tú existas».

Lo más visto