También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Ambos cortan una oreja en Salamanca

El buen momento de Fandiño y Fortes

La primera corrida de toros de la Feria de Salamanca tuvo como protagonistas a los diestros Iván Fandiño y Jiménez Fortes, que cortaron una oreja ante los mejores toros de un desigual lote de El Pilar.
Derechazo de Iván Fandiño a su primer toro de El...
Derechazo de Iván Fandiño a su primer toro de El Pilar en Salamanca. EFE
  • cope.es
  • cope.es

Salamanca, jueves 12 de septiembre de 2013. 2ª de Feria. Casi media plaza. Toros de El Pilar, desiguales de presentación, sospechosos de pitones y de juego flojo en conjunto. Destacaron los encastados y nobles 2º y 6º. Sebastián Castella, Sebastián Castella, silencio tras dos avisos y silencio. Iván Fandiño, oreja y saludos. Jiménez Fortes, silencio y oreja.La primera oreja del festejo la paseó Iván Fandiño con el segundo, un buen toro al que el torero vasco cuajó más y mejor por el pitón derecho, por donde hubo muletazos templados y muy poderosos por abajo. A izquierdas el toro exigió y el tono de la faena bajó varios puntos. Aún así, Fandiño, inteligente, volvió al pitón derecho antes de dejar una estocada caída ante de pasear una oreja. Se protestó al inválido quinto, un animal al que el torero de Orduña supo templar y mantener en los primeros pasaje de un trasteo que ganó en contundencia cuando apostó por bajar la mano Fandiño. Se recompensó su tesón con una ovación.Jiménez Fortes, tras la ruptura con Julián Guerra, firmó una tarde de intensidad creciente. Su primera faena no pasó de aseado ante un astado que no terminó de romper y que estuvo a punto de llevársele por delante en un par de ocasiones. Sin embargo, el malagueño supo estar a la altura del buen sexto, al que cuajó de capote con los mejores lances a la verónica del festejo. Después, muleta en mano, Fortes tiró de temple y mando en una primera mitad de faena de nivel que dio paso a un arrimón con el que terminó de exprimir al toro de El Pilar.Quien pasó sin pena ni gloria por Salamanca fue Sebastián Castella. Aburrió soberanamente con el manejable que abrió plaza y quedó sin opciones con el cuarto, que se partió una mano en el tercio de banderillas. Optó por abreviar pero se atascó con los aceros.