También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ECONOMIA | Informe de la Troika

Bruselas da el visto bueno a la situación de la banca española

Eso sí, el Ejecutivo comunitario reclama al gobierno de Rajoy que siga realizando reformas para reducir el déficit y, sobre todo, en el sector bancario.

La Comisión Europea (CE) avaló hoy que la banca española cumple con la solvencia mínima exigida en el programa de asistencia al país, pero pidió elevar su capital para reactivar el crédito y advirtió de los riegos que aún plantea la situación económica.     La CE confirmó el cumplimiento del calendario de reformas exigidas a España, aunque pidió que se siga con los esfuerzos en este sentido, especialmente para reducir el déficit público y para aplicar la reforma de las cajas de ahorros, en el informe completo de la cuarta revisión del rescate a la banca elaborado con el Banco Central Europeo (BCE).     La Comisión recalcó que el saneamiento de los bancos españoles "casi se ha completado", tras la visita que efectuó con el BCE y la asistencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) a Madrid entre el 16 y el 27 de septiembre.     "La posición de solvencia de todos los bancos españoles excede ahora el mínimo requerido en el Memorando de Entendimiento (MoU), excepto en el caso de uno que está a punto de ser absorbido por un banco con una posición de capital sólida", señaló la CE, en referencia al Banco CEISS, que será controlado por Unicaja.     "Pese al destacable progreso logrado hasta el momento, se debe continuar consolidando la solvencia de los bancos para reforzar el crédito a la economía real", añadió.    La CE destacó también que la reestructuración de los bancos nacionalizados está "en buen camino", aunque señaló que las perspectivas de algunos de ellos "siguen siendo desafiantes".     Pese a la evolución positiva, la situación económica sigue pesando en el sistema financiero español y se mantiene como "el principal factor de riesgo", según la CE, que apuntó directamente a la caída del crédito a la economía real, una de las cuestiones que más preocupan a Bruselas.     El informe apunta que tanto el sector privado como el público deben continuar reduciendo "mucho más" su deuda y que el ajuste de los precios del sector inmobiliario sigue sin haberse completado, "dos elementos que afectan a las perspectivas de beneficios de los bancos".     A esto se suma también la reclasificación de los préstamos reestructurados o refinanciados y el "reto legal" de las cláusulas suelo, que establecían un tipo de interés mínimo que el cliente debía pagar.     La CE señaló también que España ha cumplido con la condicionalidad horizontal (como las reformas para el sector en su conjunto) establecida en el Memorando de Entendimiento, "aunque todavía se requiere una aplicación completa en algunas áreas".     En concreto, valoró el fortalecimiento del marco supervisor, regulador y de gobernanza del sector financiero español, aunque pidió que se sigan los esfuerzos en otros aspectos y, en particular, mencionó la aplicación de la reforma de la gobernanza de las cajas de ahorro.     Sin embargo, advirtió de que los "riesgos siguen siendo significativos", por lo que instó a España a mantener el impulso reformista y a que se "adhiera completamente a sus compromisos presupuestarios", dado que aún persisten "riesgos" para el cumplimiento del límite del 6,5 % del déficit exigido por Bruselas para 2013.

Lo más visto