También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Bretón y la necesidad de redención

La declaración de José Bretón ante un jurado ha vuelto a poner en el centro de la actualidad el terrible caso de la desaparición de sus dos hijos. Los dos niños cordobeses que según todos los indicios murieron a manos de su padre en un entorno familiar convertido en un auténtico infierno. Es lógico que el caso vuelva a despertar una intensa curiosidad. En torno a él se ha desatado un morbo irresponsable que algunas televisiones explotan desde hace meses para conseguir ganar la batalla por la audiencia. No es nada sano para una sociedad convertir en espectáculo un abismo de iniquidad como el que supone este terrible suceso. Lo que llama la atención del caso es precisamente el horror de un padre que puede haber llegado a matar a sus hijos y haber hecho desaparecer sus cadáveres con frialdad para hacer daño a su mujer. Podemos especular sobre el tipo de mente que actúa de este modo. Pero toda indagación psicológica se queda corta y no consigue explicar hasta el fondo lo sucedido. Nos quedamos sin palabras ante el abismo de mal que refleja. El mal es sin duda un misterio doloroso, insondable, y en nuestra sociedad estamos poco acostumbrados a reconocerlo como tal. Pensamos ingenuamente que la bondad se puede dar por descontada. Casos como estos ponen de manifiesto hasta qué punto el hombre está necesitado de redención. Una redención que no se puede alcanzar de una forma distraída o casual. Requiere mucha entrega, precisa un amor que no sea solo humano.

Lo más visto