También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial 18/03/2016

Brasil ha entrado en crisis

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, ha intentado nombrar  su antecesor, Lula da Silva, como Ministro de la Casa Civil, terminología con la que se conoce al Jefe del Gabinete. Lula está siendo investigado por corrupción en el caso Petrobras. El nombramiento pretende convertirle en aforado. El nombramiento, realizado por sorpresa, ha motivado la reacción inmediata de la judicatura, el legislativo y la sociedad brasileña. Una veintena de jueces ha iniciado acciones para suspender el nombramiento de Lula. Los escándalos de corrupción persiguen a Dilma Roussef y han creado una fractura en la sociedad civil, que se posiciona visceralmente a favor o en contra de la Presidenta en un asunto en el que deberían intervenir la fiscalía y la judicatura. Todo esto sucede al mismo tiempo que Dilma Roussef se enfrenta a un proceso de destitución parlamentaria. Institucional y socialmente, Brasil está en efervescencia. Escuchas ilegales, amenazas de Golpe y desórdenes públicos. Hay que esperar a ver cómo responde el Gobierno, pero el enfrentamiento social ya es un hecho. Brasil ha entrado en crisis y es preciso restaurar la estabilidad y la confianza.

Lo más visto